Deflación presiona a China

Los datos de inflación de octubre en China revelaron una presión deflacionaria persistente, lo que instó a los analistas a esperar más medidas para estimular la economía antes de que termine 2015.
La deflación está presionando a la economía china.
La deflación está presionando a la economía china. (Reuters)

Pekín, Shangái

La inflación al consumidor de China se moderó de nuevo en octubre, mientras que los precios al productor bajaron por cuadragésimo cuarto mes consecutivo, ya que una caída de los precios de las materias primas y una débil demanda se sumaron a las presiones deflacionarias.

El índice de precios al consumidor (IPC) se enfrío más que lo esperado en octubre, aumentando un 1.3 por ciento respecto al año anterior, frente al 1.6 por ciento de septiembre, informó este martes la Oficina Nacional de Estadísticas.

El índice de precios al productor (IPP) cayó un 5.9 por ciento en octubre respecto al mismo mes del año anterior, idéntico al descenso en septiembre y ligeramente peor que las previsiones de los economistas de un declive de un 5.8 por ciento.

Sobre una base mensual, los precios al consumidor cedieron un 0.3 por ciento, en comparación con un aumento del 0.1 por ciento en septiembre.

Los analistas coincidieron en que las lecturas débiles de inflación plantean las posibilidades de un mayor estímulo pronto, pero se mostraron divididos sobre si eso significa más recortes de tasas de interés, mayores gastos fiscales o ambos.

"Si bien es racional argumentar que China debe flexibilizar la política monetaria adicionalmente, China parece tener la intención de estimular la demanda a través de una política fiscal más activa", escribió Zhou Hao, economista senior para mercados emergentes de Commerzbank en Singapur.

"Unos recortes adicionales a las tasas de interés antes de finales de este año podrían ser difíciles sobre todo porque la Fed está a punto de comenzar a subir sus tasas de interés", agregó.