ENTREVISTA | POR MILENIO

Jaime Francisco Hernández Martínez Director general de la CFE

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) entrará al negocio de almacenamiento de combustibles rentando sus tanques. Además, invertirá 272,000 millones de pesos en los próximos cinco añosen nuevos proyectos de generación, transmisión y disminución de pérdidas eléctricas.

CFE va por el negocio energético

Jaime Francisco Hernández Martínez, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)
Jaime Francisco Hernández Martínez, Director General de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) (Cortesía)

¿Cuál es el objetivo inmediato en CFE?

El reto que tenemos es modernizar nuestras centrales e invertir en tecnología de punta, lo cual nos permitirá, en este nuevo mercado eléctrico, despachar la energía eléctrica más barata.


¿Cómo ha cambiado la estrategia de negocios de CFE?

Bueno, a partir de la Reforma Energética, impulsada por el presidente Peña Nieto, CFE ha transformado su estrategia de negocios. Básicamente hemos tratado de enfocar nuestras baterías en atraer capital privado para la generación de energía eléctrica; fortalecer nuestras inversiones en transmisión y distribución para tener redes inteligentes, y, de manera muy destacada, la Reforma nos abre también la posibilidad de participar directamente en el mercado de los combustibles. Para esto, la CFE tiene ahora una nueva estructura corporativa compuesta por 13 empresas, cada una con un consejo de administración y consejeros independientes.


¿Por qué entrar al negocio de almacenamiento de combustibles?

Para nosotros es una gran oportunidad la Reforma. Le abre por primera vez, a CFE, la oportunidad de entrar a este mercado y en este momento constituye una oportunidad de tener ingresos adicionales. Ustedes recordarán que a principio del año el secretario de energía anunció que nuestro país apenas puede almacenar cerca de tres días del consumo de gasolina. CFE tiene tanques de almacenamiento donde guardaba combustóleo y diesel en 60 puntos distribuidos por todo el país.


¿Qué porcentaje de los ingresos viene de su negocio original y cuánto del energético?

Gran parte de nuestros ingresos seguirá siendo la energía eléctrica, pero, poco a poco, irá ganando espacio el comercio de los combustibles. Esta nueva estrategia de almacenamiento ofrece nuevas oportunidades de comercialización de servicios para nuestros clientes en todo el país, pero el eje central de las actividades de la empresa seguirá siendo llevar energía eléctrica a todo México.


¿De qué tamaño será CFE en cinco años?

En este año CFE cumple 80 años. Déjenme comentarles algunos datos que para mí son ilustrativos de este largo camino de crecimiento en el que CFE ha acompañado a nuestro país para tener mejores oportunidades de desarrollo.

Hoy tenemos cerca de 41 millones de clientes, 186 centrales en todo el país. En 1937, cuando se creó la empresa, había apenas una central de generación. Teníamos cerca de 100,000 clientes y el principal objetivo era llevar la energía eléctrica al país. Apenas 38% de la población tenía luz. Hoy hemos cerrado 2016 con cerca de 98.5% de cobertura eléctrica.

Para los próximos cinco años la meta de CFE es mejorar la calidad del servicio a precios competitivos y con procesos más amigables con el medio ambiente. Para ello, hemos impulsado una estrategia muy relevante, utilizar combustibles cada vez menos costosos, como el gas natural.

Uno de los rezagos más importantes en nuestro país tenía que ver con la red nacional de gasoductos y con que nuestras centrales pudieran utilizar este gas natural. Así es que emprendimos 26 nuevos proyectos de gasoductos con lo que en los siguientes dos o tres años prácticamente todos los estados del país van a tener acceso a este combustible, que no solo es útil para la generación de energía, sino para otros procesos de la industria.