• Regístrate
Estás leyendo: Cerveza de transición
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 09:59 Hoy

Cerveza de transición

Su concepto inicial fue hacer cerveza fácil de tomar, para la gente que comienza en el mundo de la cerveza artesanal sin saber qué probar; ligeras pero no tienen que ver con los estilos industriales.
Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

El Charro Negro y Ojos Claros son dos tipos de cervezas “de transición”, que la Local Brewery produce para que la gente, gradualmente, pase del sabor ligero de las cervezas industriales, al intenso de la artesanales, comenta Ricardo José Garrido, fundador y productor de esta empresa.

Ricardo estudió Gastronomía y Ciencias de los Alimentos, cuando le pidieron una tarea que involucrara un producto con granos, se le hizo fácil hacer cerveza. En realidad fue difícil, confiesa este joven emprendedor, pero le dejó algo muy bueno, su amor por producir cerveza. En principio lo tomó como un hobby. Lo hacía en su casa en una olla tamalera. Con el tiempo se dio cuenta que podía ser una buena oportunidad de negocio.

El concepto inicial de de hacer cerveza fácil de tomar, cuenta Ricardo, surgió cuando él llegaba a las fiestas con las primeras cervezas que hizo y, a la mayoría les parecían fuertes, lo que podría provocar que ya no intentaran probarlas. Se le ocurrió entonces hacer un producto “que fuera el paso de una cerveza industrial a una artesanal.

“Probar una porter ligera y atreverse a tomar algo más fuerte”. Sin embargo, una de las metas de Local Brewery es hacer cervezas más intensas.

TE RECOMENDAMOS: Bolsas con espíritu chontal

Actualmente son tres socios. Sus instalaciones están en Vallejo, en Ciudad de México y producen alrededor de 2 mil litros mensuales. Hasta el momento la empresa es de inversión privada. Recibió apoyo del INADEM para asistir a una Expo en Guadalajara, que resultó una valiosa experiencia, asegura Ricardo. Sus clientes mayoritariamente están en la Ciudad de México, aunque tienen algunos en otras ciudades del país.

Para Ricardo el emprendedor necesita pasión, paciencia y entusiasmo, y si quiere hacer cerveza, tiene que dedicarle mucho tiempo y estudiar, pues el cervecero es un “todólogo”, que tiene que saber desde lavar una pieza pequeña de acero inoxidable, hasta conocer procesos químicos y microbiológicos.

Ricardo dice ser nuevo en esta nueva comunidad de cerveceros independientes, que es muy solidaria y activa. Por ahora están haciendo un esfuerzo para fortalecer una cultura cervecera. Y realizan una campaña de beber responsablemente. “No queremos que la gente tome más, sin que tome bien”.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.