Cepal estima caída de IED en 2017 en América Latina y el Caribe

Los flujos de IED disminuyeron 7.9% en 2016 en comparación con 2015, al sumar 167 mil 043 mdd, lo que representa una caída de 17% desde el máximo alcanzado en 2011.

Ciudad de México

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó que en 2016 la inversión extranjera directa continuó con una tendencia decreciente y espera una nueva caída para 2017, en torno a 5 por cierto, por lo que llamó a los países a generar políticas para atraer flujos que apoyen los procesos nacionales de desarrollo sostenible.

De acuerdo con el reporte “La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe 2017”, los flujos de IED disminuyeron 7.9 por ciento en 2016 en comparación con 2015, al sumar 167 mil 043 millones de dólares, lo que representa una caída de 17 por ciento desde el máximo alcanzado en 2011.

La Cepal explicó que estos resultados se explican por los bajos precios de las materias primas y su impacto en las inversiones dirigidas al sector de recursos naturales, el lento crecimiento de la actividad económica en varias economías y por el escenario global de sofisticación tecnológica y expansión de la economía digital que tiende hacia una concentración de las inversiones transnacionales en las economías desarrolladas.

Detalló que en 2016, América Latina y el Caribe recibió el 10 por ciento de la IED global, participación similar a la de 2015, pero menor al 14 por ciento promedio que se había logrado entre 2011 y 2014; no obstante, pese a la tendencia a la baja, los flujos de IED representan 3.6 por ciento del producto interno bruto (PIB) de la región, cuando el promedio global es de 2.5 lo que da cuenta de la relevancia de estas entradas para las economías latinoamericanas y caribeñas.

El informe destacó que las nuevas inversiones anunciadas se concentraron en energías renovables, telecomunicaciones y la industria automotriz.

Los proyectos en energías renovables representaron 18 por ciento del monto anunciado en 2016 (en 2005-2010 fue de 6 por ciento) lo que posiciona a esta actividad como la más dinámica del período, especialmente en Chile y México.

En cuanto a los países inversionistas, el estudio indica que estos no se han diversificado: 73 por ciento del total de la IED ingresó desde Estados Unidos (20 por ciento), principal inversionista individual, y la Unión Europea (53 por ciento), mientras que China es responsable de solo 1.1 por ciento de la IED recibida por la región en 2016, pero se proyecta que dadas las grandes operaciones que ha realizado en el primer semestre de 2017, esta participación aumente el próximo año.

MCM