“Con celdas, el sol sale para todos y puede ser renovable”

Solartec fabrica equipos que convierten la luz solar en energía eléctrica que podemos aprovechar en cualquier espacio, en una casa, una industria, un comercio, escuelas, hospitales, etcétera.
Energías renovables.
Energías renovables. (René Soto)

México

El tema de Solartec es la energía renovable con base en paneles y celdas solares, dice su fundador y director general, Gustavo Tomé, quien describe el inicio de su empresa ubicada en Irapuato, Guanajuato, como una típica historia de emprendimiento. Su idea era producir algo que no tuviera que vender, sino que la gente fuera a comprarla; que generara mucho valor económico y que tuviera potencial de crecimiento; la conclusión fue vender energía. Tomé considera que gracias a la reforma energética, las energías renovables crecerán más rápido en el país. Uno de sus logros ha sido que CI Banco creara un producto crediticio para quienes quieran instalar paneles fotovoltaicos en su casa.

¿Por qué vender energía?

Si vemos lo que nos rodea, cada vez consumimos más energía: el transporte, el aire acondicionado, la iluminación, la grabadora, el celular, la computadora, entonces el consumo per cápita sigue subiendo. La capacidad de generar valor viene de la mano de la capacidad de desarrollo tecnológico. Hace 40 años, la mayor parte de la energía provenía de quemar hidrocarburos a escala mundial y es la manera más cara de generar energía. La tendencia era hacer energías renovables, pero teníamos que saber cuál era la menos madura en ese momento, qué tenía más posibilidades de desarrollarse y de ahí la decisión de involucrarnos en la energía fotovoltaica, porque el sol sale para todos y en todos lados.

¿Qué manufactura Solartec?

Solartec empezó en el 2009, pero produjo su primer panel en 2010; fabrica equipos que convierten la luz del sol en energía eléctrica que podemos aprovechar en cualquier espacio, en una casa, una industria, un comercio.

Después hicimos un programa agresivo de exposición con clientes grandes y que tenían la intención de ayudar en la penetración de la tecnología, particularmente del sistema bancario y de retail. Nuestras primeras instalaciones que llamaron la atención fueron de HSBC, Banorte y Walmart.

Veníamos de hacer otro tipo de instalaciones menos glamurosas pero de mucho impacto, como son los paneles para ganaderos y agricultores, para extraer agua y alimentar ganado, proveer agua potable a una comunidad o tener sistemas de riego.

En 2013 compramos una empresa en Bélgica (Photovoltech) para empezar a hacer celdas, la diferencia entre el panel y la celda es el equivalente al coche y al motor. Los paneles están certificados con todas las normas internacionales y se exportan principalmente al sur de Estados Unidos, Centro y Sudamérica y empezamos a exportar a Europa. Las celdas se exportan a China y Estados Unidos, principalmente, además de las que ocupa Solartec.

Las celdas tienen un porcentaje de eficiencia, que es cuánta de la luz que le pega la convierte en energía eléctrica, y lo que podemos hacer es subir ese porcentaje. Hacerlas cuesta lo mismo, solo que unas celdas pueden convertir 15 por ciento de la luz, nuestras celdas pueden convertir 18.7 por ciento, por lo tanto producen más.

¿Qué representa para Solartec la reforma energética?

Estamos muy entusiasmados por escuchar el objetivo del poder Ejecutivo, de lograr para 2024 que 35 por ciento de la energía del país sea por medios renovables; esto abre un espacio importante para los tres jugadores relevantes en la energía renovable: el aire, el sol y el agua.

México tiene un antecedente muy grande de la energía hidráulica con presas que proveen una buena parte de la energía que consumimos todos los días. Empieza a crecer la industria de los aerogeneradores con una serie de problemáticas asociadas y empieza a detonarse también el tema de la gran generación, lo voy a distinguir así, porque es una concentración puntual de muchos paneles en un solo sitio de energía solar.