Ferroviarias presionan a acereras para que firmen contratos: Canacero

Critican que las empresas de ferrocarril condicionen su apoyo a la iniciativa de reforma a cambio de la renegociación de los contratos de transporte.
Pretendían asaltar el tren.
Buscan renegociar contratos. (Archivo)

Monterrey

El sector siderúrgico del país criticó que las empresas ferroviarias condicionen su apoyo a la iniciativa de reforma ferroviaria para que renegocien sus contratos de transporte para no paralizar la recepción y entrega de materiales.

En una carta difundida por la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), señala que aun cuando la industria siderúrgica, a través de esta agrupación empresarial, pugna porque el sistema ferroviario sea competitivo y con tarifas justas, como lo señala la iniciativa aprobada por la Cámara de Diputados y actualmente en análisis por los senadores, las empresas del sector deberán renegociar sus contratos de transporte para no paralizar la recepción y entrega de materiales.

“Mantienen sin embargo, su apoyo a la reforma a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, en que la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero ve un camino para que todos los usuarios reciban un servicio acorde a las necesidades del aparato productivo, con precios justos y un servicio ágil y competitivo”, indica la carta difundida por la Canacero.

Añade que no obstante, mientras se aprueben dichos cambios legales, las empresas siderúrgicas deberán renegociar en las actuales condiciones sus contratos de transporte para sus materias primas y productos.

“La Canacero ha reiterado la necesidad de dotar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de un poder regulador sobre el sistema ferroviario, con el fin de que intervenga cuando concesionarios, permisionarios y usuarios no lleguen a acuerdos satisfactorios sobre las tarifas a cobrar”.

Señala que también proponen que se le permita al usuario negociar con el concesionario de origen y destino, al tiempo que se obligue a permisionarios y concesionarios reportar indicadores de operación y servicio, en base al diálogo para que todas las partes involucradas salgan beneficiadas.

Contrario a lo que han señalado las concesiones del sistema ferroviario, la Canacero no pretende que el organismo regulador imponga las tarifas, sino que, como autoridad, medie en el diálogo en el caso de que no se logren acuerdos dentro de un marco de lógica económica y competitividad.