Canacero niega haber llegado a acuerdo con ferroviarias

Salvador Quesada Salinas señala que las empresas de ferrocarril propagaron versiones falsas sobre supuestos contratos con firmas siderúrgicas, aceptando sus tarifas.

Monterrey

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) desmintió las versiones de que alguna empresa del ramo acerero en el país haya establecido contratos de largo plazo con las compañías ferroviarias, ya que la industria siderúrgica está en contra de las elevadas tarifas prevalecientes en el transporte de carga por ferrocarril que impactan negativamente en sus costos de producción.

Salvador Quesada Salinas, director general de Canacero, rechazó tal señalamiento, luego de que se ventilara que las empresas siderúrgicas mantenían contratos con las empresas ferroviarias, y que, por ende, habían aceptado el cobro de las tarifas.

“Grupo México y Kansas City Southern México, las dos compañías concesionarias de ferrocarriles, propagaron versiones falsas sobre supuestos contratos en los que las firmas siderúrgicas aceptaron las tarifas ferroviarias actuales”.

El directivo negó las versiones de las ferroviarias acerca de que algunas empresas afiliadas a la Canacero firmaron contratos de largo plazo, ya que esto sería aceptar sus tarifas.

Asimismo, denunció que el duopolio ferroviario mantiene una campaña de presión para obligar a las empresas siderúrgicas a retirar su apoyo a la iniciativa de reforma mencionada que permitirá una mayor competencia en el sector.

En días pasados, Ferromex, subsidiaria de Grupo México, emitió un comunicado de prensa en el que informa falsamente sobre una supuesta firma de convenio de largo plazo con Ternium México para transportar productos siderúrgicos e insumos, para lo cual asignaría una flota de mil 300 góndolas con una inversión de mil 600 millones de pesos, además de una inversión adicional de 300 millones de pesos para infraestructura de carga y descarga.

Al respecto, Quesada Salinas comentó: “Esto es absolutamente falso, así como que tampoco existen otros acuerdos de largo plazo con firmas siderúrgicas, como Arcelor-Mittal o Deacero”.

En ese sentido, reiteró que el apoyo de la Canacero a la reforma, con el fin de que aumente la competitividad en el sector, haya una regulación tarifaria, se faculte a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para facilitar la interconexión, se impulse la inversión en el rubro y se ponga fin al abandono de rutas.