Por Trump, PIB y calificación de México están en riesgo: Fitch y Moody's

Aunque la dirección política de la administración de Trump no está clara, cualquier interrupción del comercio o los flujos financieros hacia México afectaría al país, afirmó Fitch y Moody's.
El Ángel de la Independencia.
El Ángel de la Independencia. (@Atlante)

Ciudad de México

La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos aumenta la incertidumbre económica para México y puede agregar riesgos a la baja para el crecimiento y la calificación del país, aseguraron las agencias calificadoras Fitch y Moody's.

"Aunque la dirección política de la administración de Trump no está clara aun, cualquier cambio que interrumpa materialmente el comercio o los flujos financieros sería negativo para México”, aseguró Jaime Reusche, analista soberano senior de Moody's.

Explicó que de cumplirse con las amenazas proteccionistas de Trump, el país estaría vulnerable a una desaceleración de las exportaciones de México hacia Estados Unidos, así como la inversión extranjera directa por parte de ese país, lo que podría comprometer los esfuerzos del gobierno mexicano para consolidar el presupuesto.

El aumento del proteccionismo comercial (incluyendo la potencial renegociación o terminación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte o el TLCAN), así como el bloqueo de las remesas de los trabajadores y la construcción de un muro a lo largo de la frontera, son las principales amenazas que lanzó Trump contra México.

EU, principal socio comercial de México

México envía más del 80 por ciento de sus exportaciones a Estados Unidos, lo que representa más del 20 por ciento del PIB del país. Además, el país del norte también es el principal proveedor de las entradas de inversión extranjera directa a México (las entradas de IED alcanzaron el 2.5 por ciento del PIB en 2015).

Nuestro país recibe alrededor de 2 por ciento del PIB en remesas anuales de trabajadores, principalmente de los Estados Unidos.

“Cualquier golpe a las exportaciones y remesas probablemente incrementaría el déficit de cuenta corriente moderado (2.8 por ciento del PIB en 2015) de México”, aseguró Fitch.

Fitch redujo de 2.4 a 2.0 por ciento el pronóstico de crecimiento de 2016 para México, “pero el resultado de las elecciones estadunidenses pondría esto en riesgo si dañara la confianza nacional y retrasara la inversión hasta que surja mayor claridad sobre la postura de la nueva administración. El deterioro de los vínculos económicos, comerciales y financieros con Estados Unidos podría pesar en el perfil de crédito soberano de México”, afirmó Fitch.


MCM