Debilidad económica pega al desempeño de las empresas

Sondeo de la Cámara de la Industria de Transformación señala que cerca de 90 por ciento de las empresas mantuvo o disminuyó su plantilla laboral en febrero.

Monterrey

Un 57 por ciento de los socios afiliados a la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) señala que la debilidad en la economía mexicana ha sido un obstáculo para el desempeño de sus negocios durante los primeros tres meses de este año.

Un sondeo realizado por Caintra muestra que cerca del 90 por ciento de las empresas mantuvo o disminuyó su plantilla laboral en el mes de febrero.

“Pedimos a las autoridades considerar la situación que están enfrentando las empresas y realizar acciones que permitan acelerar la economía”, agrega el reporte del sondeo realizado por la agrupación empresarial entre sus socios.

Esta menor actividad se manifiesta en un estancamiento de los pedidos y la producción, donde alrededor de 70 por ciento de las empresas señala que durante febrero estas variables fueron iguales o menores que un mes antes.

El reporte refiere que los industriales dedicados a los bienes de consumo, así como de la industria química, han reportado una menor actividad.

Manifestaron que factores como la reforma fiscal han mermado la confianza de los productores y consumidores, lo cual está afectando al mercado interno.

“Si bien para el resto del año se esperan que factores como el mayor gasto público y el crecimiento de la economía de Estados Unidos ayuden a acelerar la actividad económica, no serán suficientes para alcanzar crecimientos superiores al 3.5 por ciento”.

Los industriales de Nuevo León coinciden en que la actividad económica débil continúa siendo factor en contra de sus operaciones.

Incluso, en el primer bimestre del año se crearon en el estado unos 16 mil 284 empleos, cifra contrastante contra los más de 18 mil generados en el mismo periodo del año anterior.

En el caso de la industria manufacturera de Nuevo León, la situación es similar, si se compara que en enero y febrero de 2013 se generaron unos 10 mil 815 empleos y en el mismo lapso de este año se crearon siete mil 514.

Por su parte, el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), señala que el alza de impuestos ha reducido el dinamismo de la economía en un momento en donde las empresas en México ya enfrentaban problemas por los patrones de consumo y comercialización del mercado interno.

“La reforma hacendaria tuvo ya su efecto de corto plazo. La menor demanda agregada provocó que durante enero la economía avanzara muy lentamente, y el gasto público no pudo compensarlo”, indica el IDIC en un reporte difundido ayer.

Por lo tanto, asegura que en el primer semestre del año México vivirá los efectos de una desaceleración que no ha terminado.

Señaló que una situación que no puede pasarse por alto es la disminución de la actividad registrada en el mercado interno, es decir en los servicio.

El aumento de 1 por ciento en dicho sector refleja que el menor crecimiento ya afecta la capacidad de compra de los mexicanos, esencialmente por la baja generación de empleo formal permanente, la pérdida de poder adquisitivo que tienen los salarios y los efectos que los cambios fiscales han provocado en el consumo y la inversión.