Cae ocupación hotelera

Gerentes y directores de hoteles en las ciudades del Valle de Texas indicaron que este año no se registraron las ventas que en otros años, al menos en el sector turístico.

Monterrey

La ocupación hotelera en el valle de Texas ha estado cayendo en los pasados meses, y ni promociones y descuentos pudieron ayudar a recuperarla en este fin de semana. Diferentes hoteleros registraron ocupaciones entre 60 y 65 por ciento, lo que se traduce en un fin de semana normal.

En un sondeo realizado por MILENIO Monterrey a hoteleros, gerentes y directores de hoteles en las ciudades del Valle de Texas (desde Laredo hasta McAllen, y llegando hasta San Antonio), aseguraron que este año no se registraron las ventas que en otros años, al menos en el sector turístico.

Mientras la ocupación normal en estos hoteles ronda el 60 o 70 por ciento en temporada alta, por lo general en el fin de semana del Black Friday, coincidieron los empresarios hoteleros, esta sube hasta un 90 por ciento en promedio. Pero el tipo de cambio, una desaceleración de la economía y los resultados de las recientes elecciones de Estados Unidos parecen haber alejado a los fieles compradores mexicanos.

"Parece que decidieron no venir a comprar este año, o al menos no se quisieron quedar", detalló un gerente de una cadena de hoteles ubicada en el centro de McAllen, a escasos metros de la Plaza Mall.

Las cifras que registran los hoteles en estos últimos meses, así como la derrama económica que ha dejado la visita de mexicanos a la región son similares a las que se vivieron durante los peores años de la inseguridad en el norte del estado, cuando los mexicanos evitaban viajar por las carreteras de Tamaulipas.

Aunque los entrevistados aseguraron que en esos años se seguía recibiendo a mexicanos que buscaban comprar en Estados Unidos, lo que sucedía era que no dormitaban en aquel país, o reducían el número de días que se quedaban.

En esta ocasión es similar, aunque los factores que alejaron a los compradores fueron macroeconómicas y no de un contexto social, insistieron.

Los empresarios explicaron que aunque se hizo un intento por parte del sector hotelero de atraer a clientes, ofreciendo descuentos de hasta el 50 por ciento en noches de hotel, reembolsando el pago de casetas desde Monterrey a la frontera, y hasta regalando la segunda noche de hotel, no se logró atraer a la clientela esperada.

Sin embargo, descartaron que la situación sea crítica y esperan que el resto de los compradores empiecen a arribar en las próximas semanas para realizar sus compras navideñas, y muchos de los entrevistaron aseguraron que buscarán mantener promociones y descuentos para incentivar la estancia de mexicanos en el país vecino.

KDSC