• Regístrate
Estás leyendo: Cacao nacional, con el reto de volver a brillar
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 09:04 Hoy

Cacao nacional, con el reto de volver a brillar

El principal insumo del chocolate mexicano atraviesa por un momento complicado; su producción apenas llega a las 27 mil toneladas anuales cuando hace unas décadas rebasaba 80 mil.

Publicidad
Publicidad

Para elaborar el chocolate que a la mayoría de los mexicanos gusta, algo fundamental es la semilla del cacao; sin embargo, en México se dio una baja en la producción de este grano a partir de los años 80. En esa época se producían más de 80 mil toneladas repartidas en 60 mil hectáreas.

Ahora, entre Tabasco, Chiapas y Guerrero —principales zonas de siembra de esta semilla— apenas logran obtener alrededor de 27 mil toneladas, y eso gracias a que se renovaron plantaciones y se reactivó el campo, logrando sembrar en más extensiones de tierra.

En entrevista con MILENIO, el representante no gubernamental del Sistema Producto Cacao Nacional, Vicente Alberto Gutiérrez Cacep, comentó que el sector de maquila de esta semilla ha crecido por las grandes corporaciones internacionales que han llegado al país y que tienen mayor presencia en el mercado.

“Las empresas hacen que el cacao mexicano no aumente de precio, aunque hay una mayor demanda y oferta, no lo han dejado subir porque éste se saldría de sus presupuestos, y por lo tanto, pagarían más”, comentó.

Recordó que el consumo de cacao en México rebasa las 125 mil toneladas, contra las 27 mil que se producen. “Esto quiere decir que todo el demás cacao entra del extranjero, con más de 90 mil toneladas ya procesadas”.

Destacó que la principal dificultad para el sector es que las grandes empresas no lo dejen crecer; sin embargo, en México hay un aumento de microindustrias procesadoras de cacao en diferentes partes del país que ya están comenzando a repuntar en el mercado.

Gutiérrez Cacep señaló que de cacao mexicano se exportan 3 mil 500 toneladas anuales y se envía principalmente a Estados Unidos, Japón, Inglaterra, Francia, Suiza y Bélgica. “Aún no es mucho, pero el cacao mexicano ha ido creciendo de manera moderada en este rubro”.

Resaltó que en ese contexto “no somos los productores los que estamos exportando, ni las organizaciones de cacao, son las mismas empresas que importan el cacao a México las que vieron ese rubro, ya que estas son comercializadoras a escala internacional y aprovechan el mercado”.

Explicó que las empresas ponen sus plantas de prodcción en México y compran aquí el cacao, lo etiquetan, le ponen un origen y venden en otros países. “Así como venden un chocolate con origen mexicano, pueden vender uno hecho en Venezuela o en Ecuador”.

Por ejemplo, comentó, que “llega un chocolate Abuelita maquilado en otros países, pensando que es de México, igual pasa con el Carlos V. Es decir, según cómo consigan el cacao, será donde los producen, pueden hacer eso porque la gente no lee las etiquetas”.

“Las grandes empresas son las que hacen y deshacen; sin embargo, nosotros no estamos en contra de eso, dado que ellos nos están marcando la pauta para que posteriormente el agricultor pueda realizar lo mismo con sus productos”, comentó.

Al preguntarle si en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) ven algún riesgo, Gutiérrez Cacep dijo que este tema ha beneficiado al sector, ya que el consumo nacional ha aumentado exponencialmente.

“Nos ha beneficiado, ya que gracias a las medidas proteccionistas de Donald Trump el consumo nacional de chocolate ha aumentado, entonces eso lo vemos como una oportunidad para el sector del cacao”, dijo.

Explicó que Estados Unidos es el mayor consumidor de cacao en el mundo y ni siquiera lo siembra. “Es un producto que está fuera de contexto para ellos, y dicen no te lo compro a ti (México), pero sí a Perú”.

El representante del sector dijo que para la cosecha 2017-2018 prevé que la producción aumente 2 mil toneladas respecto al año anterior.

Comentó que si desde el sistema producto cacao enseñan al productor a hacer sus chocolates y abrirle el panorama de los mercados que existen, éste verá las posibilidades de crecimiento y tendrá mejores ganancias.

“Hay un mercado que todos soñamos que es el gourmet, pero sobre todo con el tema del volumen, es decir, que vengan empresas grandes y nos compren todo el cacao. Otro mercado es el de salud, que son todas las ventajas naturales que se le han descubierto al cacao”, indicó.

Añadió que México tiene el origen del chocolate pero no del cacao, y que el sistema producto cacao está trabajado para que en países productores y consumidores de este grano se promocione, provocando que vengan a comprar a México. “No por volumen, sino por cuestiones de nicho de cacao y pago de un sobreprecio”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Dulces, Chocolates y Similares (Confimex-Aschoco), Miguel Ángel Sáenz Trápaga, señaló que durante 2017 existieron varios aspectos que afectaron el consumo de chocolate en México, pero al final la época decembrina logró recuperar la venta.

Explicó que factores como la inflación, el tipo de cambio, el precio elevado del azúcar en México, más el movimiento de las materias primas, afectó a todos los chocolateros.

“El consumo per cápita se ha mantenido en los últimos tres años, lógico que sí fue un año complicado, pero fuera de eso, el mercado sigue teniendo una competencia agradable, y es bueno que la gente conozca los diferentes productos que existen”, indicó.

Añadió que en este sector sí se ven riesgos con la renegociación del TLC, ya que el mercado edulcorante es el que está en juego.

En este sentido, explicó la dificultad que atraviesan la leche, el maíz y varios productos que son insumos de la industria mexicana, los cuales provienen de Estados Unidos.

“Es una relación muy estrecha, dependemos tanto de ellos, como ellos de nosotros. Entonces sí es un tema delicado, pero esperamos que no sea tan complicado como se cree”, comentó.

Sáenz Trápaga destacó que para su sector el riesgo más fuerte es en la parte del chocolate, pero con la Unión Europea, ya que es algo que allá producen en grandes cantidades. “Lo hacen con precios de materias primas internacionales y son más bajos de los que podemos conseguir en México”.

En ese sentido, señaló que se encuentran en una competencia injusta. “Si se llagara a abrir el mercado al 100 por ciento, aunque todavía siguen las renegociaciones del tratado, como industria local nos enfrentaremos a un gran riesgo.”

Añadió que el principal insumo del sector dulce-chocolate es el azúcar de caña. “Nosotros podríamos consumir, pero tendríamos que pagar un arancel del doble del costo de adquisición”.

Sin embargo, en Europa, dijo, pueden conseguir azúcar a un precio a la mitad del mercado mexicano, pero en ese sentido perdemos atractivo ante la misma competencia de los países de la Unión Europea. “Estamos abiertos a expandir fronteras, pero de manera justa”.

Indicó que la regulación es otro factor que afecta al sector chocolatero, ya que temas como alimentos con alto contenido calórico, empaques y etiquetas donde se informa al público, son los constantes cambios que existen.

“México es un gran productor de cacao, leche y azúcar, es decir, tenemos todo para ser una potencia, pero debemos aplicarnos y ponernos las pilas para lograrlo, no solo ser comercializadores”, afirmó.

Recordó que el principal país donde llega el chocolate mexicano es Estados Unidos, y después a países de Centro y Sudámérica, como Colombia, Chile, Perú y Guatemala.

A su vez, el director de Aschoco, Jorge Castañeda, explicó que el chocolate golosina es el mercado más importante del país, después está el de mesa, también conocido como chocolate en polvo.

Informó que en 2016 la producción del chocolate golosina fue de 67 mil 800 toneladas y el valor del mercado llegó a 19 mil 179 millones de pesos; en 2017 se llegó a 69 mil 200 toneladas con un crecimiento de 2.1 por ciento y 20 mil 876 millones de pesos, que significa un crecimiento en valor de 8.9 por ciento.

“El sector exportó 645 millones de dólares e importó 280 millones, es decir, la balanza comercial es positiva con 365 millones”, concluyó.


125

Mil toneladas son las que se consumen en México cada año; sin embargo, el país apenas produce 27 mil toneladas.

3,500

Toneladas de cacao son las que México exporta a países como EU, Japón, Inglaterra, Francia, Suiza y Bélgica.


- Para producir chocolate se muele la semilla de cacao, se le agraga agua, azúcar y demás ingredietes para resaltar el sabor.

- Los principales países a los que llega el chocolate mexicano son EU, Colombia, Chile, Perú y Guatemala.

- En 2016 la producción de chocolate golosina fue de 67 mil 800 toneladas y el valor del mercado llegó a 19 mil 179 millones de pesos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.