Banqueros piden prudencia en las compras del Buen Fin

Para aprovechar las ofertas, especialistas recomiendan comparar precios; también es fundamental pagar de contado o en su defecto encontrar ofertas meses sin intereses.
Ventas del Buen Fin.
Buen Fin. (Especial )

Ciudad de México

Falta solo un mes para el Buen Fin y muchas familias ya planean sus compras, por lo que la Asociación de Bancos de México (ABM) recomendó medir bien la capacidad de pago y tener prudencia, sobre todo si aún arrastran deudas de la edición anterior.

TE RECOMENDAMOS: Comercio Electrónico se suma al Buen Fin

Luis Niño de Rivera, uno de los vicepresidentes de la ABM, destacó que al comprar en la edición 2016 es importante analizar no sólo el monto del crédito a tomar, sino analizar el flujo que se tiene en las finanzas personales, de modo que se pueda hacer frente a esa deuda sin mayores complicaciones.

El Buen Fin se ha vuelto una tradición en el país, surgió en 2011 inspirado en el Viernes Negro de Estados Unidos. El principal objetivo es lograr que las empresas otorguen ofertas y promociones de sus productos, de modo que el comercio se potencialice.

El Buen Fin será del 18 al 21 de noviembre, y como en todas las ediciones la banca será clave, toda vez que más allá de sus propias promociones, alrededor de 50 por ciento de las compras se realizan con tarjetas de crédito o débito.

Para aprovechar las ofertas, especialistas recomiendan hacer comparaciones para encontrar los productos más baratos; también es fundamental pagar de contado o en su defecto encontrar ofertas meses sin intereses para obtener un verdadero beneficio.

Para Luis Niño de Rivera, la mayoría de familias que aprovecha las promociones en el Buen Fin ya tiene una idea muy clara de cuánto comprar con sus recursos y el monto que puede ser vía crédito, sin que ello comprometa su nivel de ingresos.

“Lo que hemos visto en años anteriores es que sí hay mucha prudencia en el mercado y que las familias saben que salir con el tarjetazo no es lo más inteligente”, añadió el banquero.

Para Luis Robles Miaja, presidente de la ABM, el Buen Fin no es una iniciativa que esté endeudando a la población —debido a los casos de personas que aún deben de ediciones anteriores y quieren volver a comprar—, toda vez que, aunque el crédito al consumo crece a doble dígito, el índice de morosidad va a la baja.

Añadió que en este momento las familias ya saben comprar y entienden cómo planear, porque ya no es el primer Buen Fin.


MCM