¿Cómo hacer un presupuesto para el Buen Fin?

Si simplemente vas a las tiendas a ver qué descuentos o promociones encuentras, lo más probable es que termines endeudado y después no sepas cómo pagar.
Dinero.
Hacer un presupuesto te permitirá aprovechar al máximo las ofertas del Buen Fin (Especial)

Ciudad de México

No dejes que el Buen Fin te tome por sorpresa y prepárate haciendo un presupuesto destinado a hacer esas compras, porque si simplemente vas a las tiendas a ver qué descuentos o promociones encuentras, lo más probable es que termines endeudado y después no sepas cómo pagar.

Para hacer tu presupuesto es indispensable que tengas certeza de cuánto puedes gastar y entonces sí aprovechar al máximo las ofertas y los descuentos. 

¿Cómo hago un presupuesto?

Es muy fácil, se trata, básicamente, de registrar por escrito tus ingresos y egresos. Así, conoces cuál es tu capacidad de pago y determinas un tope máximo a gastar.

  • Primero debes calcular tus ingresos mensuales. Considera salarios, honorarios, aguinaldo y cualquier otro tipo de ganancia de la que dispongas.

En este rubro puedes tomar en cuenta tu ahorro; no es del todo recomendable, pero finalmente es dinero del que puedes disponer para evitar endeudarte.

  • Después, registra tus egresos, es decir, los pagos que necesitas para hacer frente a diversas necesidades. Considera gastos fijos como recibos de luz, agua y teléfono; y variables como salidas al cine y restaurantes.

No olvides tomar en cuenta tus deudas, pues representan dinero ya comprometido.

  • Finalmente, una vez que tengas ambos montos calculados, resta los egresos de los ingresos y así obtendrás tu capacidad de gasto mensual. Ahora sólo queda no sobrepasar el monto, pues de hacerlo, irás directo a endeudarte.

Todo esto puedes realizarlo con lápiz y papel, pero si te es más fácil, la Condusef tiene una herramienta que te ayudará a calcularlo.

Con el resultado sabrás de cuánto dispones en efectivo y cuánto en tu tarjeta de crédito, así como cuánto puedes pagar mensualmente en caso de que vayas a comprar a meses sin intereses.

Ya que sepas cuál es tu capacidad de pago, entonces debes también hacer una lista de los artículos que necesitas comprar si encuentras una buena promoción. Teniendo las dos listas en mano sabrás si te alcanza o no para hacer esa compra.

Si no te alcanza, mejor no compres. Que haya ofertas por toda la ciudad no significa que debas comprar algo forzosamente; además, aún falta diciembre y seguramente también querrás adquirir algún bien.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del 2012, muchas familias ponen en riesgo su patrimonio, ya que solamente 20 por ciento de la población adulta admitió llevar un registro de sus gastos.


GGA