• Regístrate
Estás leyendo: Bruselas supo del fraude previo al escándalo de VW
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 15:26 Hoy

Bruselas supo del fraude previo al escándalo de VW

Desde 2012, evidencia de que automotrices hacían trampa en las pruebas de emisiones contaminantes.

Publicidad
Publicidad

Las autoridades europeas tuvieron evidencia desde 2012 de que los fabricantes de automóviles usaban controles de temperatura para hacer trampa en las pruebas oficiales de emisiones, lo que plantea interrogantes acerca de por qué no se hizo más para investigar el asunto antes de que se revelara la situación de Volkswagen el año pasado.

Los reguladores encontraron un ejemplo de tecnología con la que se manipulaban las emisiones de los vehículos con motor a diésel a ciertas temperaturas para cumplir con las pruebas de laboratorio, mientras que en la carretera emitían niveles mucho más altos del tóxico óxido de nitrógeno (NOx).

En un correo electrónico de 2012, que pudo ver FT, un científico del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea en Italia señaló que encender el motor del coche en cuestión por debajo de 20 grados o por encima de 30 grados provocaba que hubiera un fuerte “incremento” en las emisiones de NOx.

El coche, del cual no se identificó a su fabricante, se “optimizó” para cumplir con las condiciones de las pruebas oficiales de emisiones, de acuerdo con el mail, en el cual también se dijo que los “dispositivos para reducir el NOx” en el coche “se activaron completamente solamente en una ventana muy específica”.

Un funcionario del departamento de industria de la comisión, responsable de las regulaciones de los coches, respondió en un correo electrónico que los resultados eran “un claro caso de duro de cycle beating (mejoras en ciclos de pruebas)” —jerga para cuando el fabricante de automóviles se centra en aprobar las pruebas de cumplimiento oficial, que se realizan en un laboratorio, en lugar de asegurarse de que los coches realmente sean ecológicamente amigables.

Un portavoz de la comisión confirmó la fiabilidad de los correos, y señaló que la mejora en los ciclos de pruebas no es un término con una definición legal y que su uso no significa que los científicos descubrieron algún engaño.

A los funcionarios del Ministerio de Transporte de toda la Unión Europea se les informó sobre las conclusiones de la comisión en mayo de 2012, dijo el portavoz, y agregó que las autoridades nacionales, más que las de la UE, son “responsables de vigilar y hacer cumplir las políticas” sobre los límites de emisiones.

Pero Gerben-Jan Gerbrandy, miembro holandés del comité de investigación del Parlamento Europeo sobre el escándalo de VW, dijo que los correos electrónicos dejan a la comisión con muchas preguntas por contestar.

“Claramente son una prueba de que el departamento de industria y la organización de investigación de la comisión ya estaban plenamente al tanto de la mejora de ciclo de pruebas y del uso de los datos de temperatura para hacer trampa en las pruebas de emisiones”, dijo, y agregó que va a presionar para que los anteriores comisionados vuelvan a aparecer ante el comité para hablar sobre el asunto.

Los correos aumentan la presión sobre las autoridades nacionales de aprobación de vehículos y la comisión sobre las emisiones de NOx que se relacionan con una serie de enfermedades respiratorias.

Las críticas aumentaron por el hecho de que el engaño de Volkswagen se descubrió en EU, a pesar de que la mayor parte de los coches afectados fue vendida en Europa.

Los reguladores de Gran Bretaña y Alemania dijeron a principios de este año que fabricantes, entre ellos Mercedes-Benz, de Daimler; Opel, de General Motors, y VW instalaron software de detección de temperatura en algunos vehículos.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.