Peso refleja permanencia de Reino Unido en UE: Barclays

El tipo de cambio disminuyó a los 18.30 pesos por dólar al mayoreo y podría estabilizarse en 18.25 pesos si se confirma la negativa de los británicos por salir de la UE, indicó Barclays.
Las banderas del Reino Unido y la Unión Europea.
Las banderas del Reino Unido y la Unión Europea. (Reuters)

Ciudad de México

Aún no se sabe el resultado del referéndum en Reino Unido, pero el peso ya reflejó la posición de los mercados que apuestan a que los británicos permanecerá en la Unión Europea, indicó en entrevista Marco Oviedo, economista en jefe en México del banco británico Barclays.

El tipo de cambio disminuyó a los 18.30 pesos por dólar al mayoreo interbancario, y podría estabilizarse en 18.25 pesos si se confirma la negativa de los británicos por salir de la UE, indicó el especialista.

Sin embargo, Oviedo indicó que el peso continuará enfrentando presión con la normalización de la política monetaria de Estados Unidos, por lo que prevé que el tipo de cambio cierre alrededor de los 18.50 pesos por dólar al cierre de 2016.

“Pero si tenemos un resultado de salida, el tipo de cambio regresaría a los 19 pesos en el corto plazo, y se consolidará alrededor de los 20 pesos a finales de este año, y a principios de 2017”, señaló el economista.

Previo al referéndum, la libra esterlina se apreció significativamente con respecto al dólar y al euro, lo que se traduce en que los mercados apostaron a la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, pero en caso de darse una salida, dicha ganancia se desplomaría.

“(En caso de una salida) Incluso el euro se puede debilitar con respecto al dólar, que sería la moneda que más se fortalecería con respecto a otras divisas”, señaló Oviedo.

Algunas de las reacciones que se esperan, es que el peso gane terreno en caso de una permanencia. Pero aún con este efecto positivo, Barclays indicó que es probable que el Banco de México comience a elevar su tasa en próximo 30 de junio –en al menos 50 puntos base– con el fin de evitar un impacto inflacionario en la economía por la reciente volatilidad cambiaria.

“Independientemente de lo que pase en Europa, el banco central en México tiene la oportunidad de hacer un ajuste en la tasa de interés debido a que el peso reconoce pérdidas con respecto a lo registrado hace algunos meses, y sobre todo porque nunca se regresó a los 16.50 pesos por dólar de diciembre pasado”, señaló.

Oviedo indicó que en caso de un cisma entre Reino Unido y la Unión Europea, los bancos centrales de ambos países implementarán políticas de estímulos monetarios para paliar el efecto del Brexit. En el caso del Banco de Inglaterra, podría disminuir su tasa a cero por ciento, y el Banco Central Europeo comprar bonos para inyectar liquidez en los mercados.