• Regístrate
Estás leyendo: Brexit, oportunidad de adquirir bienes raíces
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 01:32 Hoy

Brexit, oportunidad de adquirir bienes raíces

Una vez superado el temor por el resultado del referendo, inversores de Medio Oriente y Asia salieron de compras.

Publicidad
Publicidad

El voto de Reino Unido por salir de la Unión Europea puso a temblar al mercado inmobiliario comercial de Londres, lo que provocó que una tercera parte de los acuerdos inmobiliarios en marcha se cayera o se volviera a negociar.

Pero en las semanas de nervios desde el voto, algunos inversores extranjeros —sobre todo de Medio Oriente y Asia— identificaron una oportunidad de compra.

En un ejemplo de alto perfil, un consorcio de inversionistas sauditas y británicos la semana pasada hizo una oferta de mil 300 millones de dólares por el hotel Grosvenor House de Londres, además de acciones en los hoteles Plaza y Dream Downtown en Nueva York.

Jesdev Saggar, director general de 3 Associates, la oficina familiar de Reino Unido que presentó la oferta, dice que el grupo aceleró su propuesta para que sus socios sauditas pudieran tomar ventaja de la caída de la libra esterlina desde que se dio la votación por el brexit.

“Hay una ventana de oportunidad por el brexit”, dice.

Grandes instituciones, en especial las europeas, eran los principales compradores de bienes raíces en Londres antes del voto, pero desde entonces los agentes inmobiliarios observan un cambio a favor de inversionistas privados y corporaciones más ágiles que buscan sacar el mayor provecho al tipo de cambio.

Jassim Alseddiqi, director ejecutivo de Abu Dhabi Financial Group, dice que su compañía —que tiene 2 millones de libras en desarrollos ya en marcha en Londres— buscará adquirir más sitios en la capital británica, ya que los rivales potenciales pueden aplazar la decisión por la perspectiva del brexit.

ADFG, un grupo de propiedad privada que incluye inversionistas de la familia real de Abu Dabi, tiene planes de hacer una oferta por Hyde Park Barracks en Knightsbridge, un sitio de primer nivel en Londres que el Ministerio de Defensa busca vender.

Alseddiqi dice que también ve un mayor interés por parte de los compradores del golfo en las casas que tiene el grupo en Londres desde que se dio el referendo, con un aumento de solicitudes de 25 por ciento.

“Hay una gran demanda ahora entre el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo, que hace compras en dólares”, dice. “Si le hubieran preguntado a las personas del golfo que visitaban Londres cuándo supieron por primera vez que Reino Unido era parte de la Unión Europea, su respuesta hubiera sido que más o menos un mes antes (en el momento de la votación). Es irrelevante para ellos”.

Un comprador privado del Medio Oriente intercambió contratos para adquirir King William Street 5, un conjunto de oficinas que se arrienda al banco japonés de inversión Daiwa Capital Markets por 90 millones de libras.

Entre los acuerdos que se terminaron a causa del brexit, muchos involucran compradores institucionales; Union Investment, de Alemania, retiró una compra potencial de 465 millones de libras de un edificio de oficinas en la City de Londres inmediatamente después del referendo.

Los volúmenes de inversión en las bienes raíces de Londres cayeron 50 por ciento en el primer semestre de 2016 en comparación con el año anterior, de acuerdo con Real Capital Analytics, y desde entonces la sorpresa del voto por salir de la Unión Europea llevó a que muchos vendedores, así como compradores, aplacen sus decisiones, lo que agrava la calma habitual de verano. Hasta el momento, no hay datos oficiales sobre el volumen de transacciones desde la votación.

“Los inversionistas institucionales se volvieron más cautelosos. Para ellos, su enfoque durante el verano es de ‘esperar y ver’. Regresarán en septiembre y verán cómo está la temperatura”, dice James Beckham, director de inversiones del centro de Londres de Cushman & Wakefield, la agencia inmobiliaria.

“Vemos algunos inversores chinos en el mercado, así como participantes del Medio Oriente. Si eres inversor privado a largo plazo, que busca hacer una inversión estratégica, ahora observas un precio 10 por ciento más barato en términos de moneda”.

Un gestor de fondos con sede en Londres dice que sus clientes de Medio Oriente están dispuestos a aumentar su exposición a los bienes raíces en la capital y ciudades secundarias, así como invertir más en programas de infraestructura en Reino Unido.

“Los kuwaitíes llaman, piden tener más exposición. No habían visto la libra esterlina tan baja en décadas y aprendieron a comprar propiedades en el Reino Unido en una crisis”, dice el gestor de fondos.

Pero dice que su firma también les indica a los compradores extranjeros que hay existencias limitadas de propiedades comerciales y residenciales, y les aconseja esperar hasta que se estabilice el mercado y salgan a la venta las propiedades de mayor calidad.

Los inversores de Medio Oriente tienen un historial de largo tiempo de compra de propiedades en Londres, en 2015 compraron al menos 5 mil 900 millones de libras en bienes raíces de Reino Unido, ya que buscaban compensar las pérdidas del desplome de los precios de las materias primas. Pero los compradores asiáticos —muchos de ellos entraron al mercado inmobiliario de Reino Unido después de la crisis financiera de 2008— también buscan hacer compras después del referendo.

A medida que giraron los mercados la semana posterior a la votación del 23 de junio, Magnificent Real Estate, que cotiza en Hong Kong, compró el hotel Travelodge en King’s Cross a Henderson Global Investors por 70 millones de libras el 29 de junio. El acuerdo se dio durante una negociación antes del referendo, pero Magnificent eligió no retirarse.

William Cheng Kai-man, presidente de Magnificent, dijo que la incertidumbre que rodea a la votación “le dio a la compañía una oportunidad ideal para entrar en el sector hotelero de alta demanda en Londres, y la caída de valor de la moneda hizo que el acuerdo fuera más atractivo”.

La oficina de Another City, en Aldersgate Street 160, está en proceso de venta para un inversor privado del extranjero, mientras que el desarrollador inmobiliario de Singapur Hoi Hup Realty, que adquirió su primera propiedad en Reino Unido en 2015, hizo una oferta para comprar un conjunto de oficinas en Queen Victoria Street 63 por más de 30 millones de libras, de acuerdo con personas familiarizadas con esos acuerdos.

Tony Gibbon, socio de los asesores inmobiliarios GM Real Estate, señala que la fijación de precios se debilitó, especialmente porque hay menos sitios codiciados.

“Si bien a la gente le preocupa el brexit, ya fuimos testigos de un evento cíclico antes del referendo”, dice.

“Era absolutamente necesario que la corrección de los valores de los activos de las propiedades que no son de primer nivel”.

Dicho eso, los activos de primer nivel todavía atraen postores y después de la votación los inversores a largo plazo no van a desaparecer... en términos relativos, los rendimientos de bienes raíces de primera aún son atractivos”.

25%

Alza que registró Abu Dhabi Financial Group en las solicitudes de compradores del golfo Pérsico para sus casas en la capital británica

10%

Caída de los precios en términos de moneda que encuentran los inversionistas extranjeros inmobiliarios en Londres.

1,300 mdd

Oferta que hizo un consorcio de inversionistas sauditas y británicos la semana pasada por el hotel Grosvenor House


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.