Caída de bonos se agudiza y el "superdólar" se fortalece

Los capitales apuestan a que la mezcla de estímulo económico y proteccionismo de Trump acelerarán el ritmo de crecimiento y el regreso a la inflación.
El euro cayó 1.1 por ciento con respecto a la divisa estadunidense.
El euro cayó 1.1 por ciento con respecto a la divisa estadunidense. (Dado Ruvic/Reuters)

Ayer se intensificó la caída de los bonos globales, mientras que el dólar se fortaleció, ya que los inversionistas apuestan a que la mezcla de estímulo económico y proteccionismo del presidente electo Donald Trump será el anuncio de un crecimiento más rápido y un regreso a la inflación.

Desde la sorpresiva victoria de Trump los inversionistas comenzaron a cuestionar los pronósticos de consenso de largo tiempo para una inflación moderada y un mediocre crecimiento que sostuvo el alza de los bonos durante el verano. Los rendimientos en los bonos de deuda de gobierno de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Japón ahora suben de los mínimos históricos.

“Los mercados apuestan a que Trump implementará gran parte de su agenda doméstica de impulso fiscal y desregulaciones, mientras que descarta la mayor parte de su agenda internacional de proteccionismo y ‘Estados Unidos primero’”, dijo Holger Schmieding, jefe economista de Berenberg.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 30 años subió ayer por encima de 3 por ciento por primera vez desde enero, mientras que los rendimientos a 10 años subieron 12 puntos base, para llegar a 2.24 por ciento, el mayor nivel desde enero. Los rendimientos de los bonos del gobierno de Reino Unido a 10 años se recuperaron a los niveles que alcanzaron antes del brexit, mientras que el rendimiento del bono alemán a 30 años subió por encima de 1 por ciento por primera vez desde principios de mayo.

El índice del dólar volvió a subir para estar por encima de la marca de 100 puntos al que llegó por última vez en diciembre, antes de moderarse para llegar a 99.926, con lo que subió 0.9 por ciento en el día. El dólar también se fortaleció frente a sus principales rivales sobre una base individual, el euro cayó 1.1 por ciento para llegar a 1.0727 dólares, y el yen 1.3 por ciento para llegar a 108.07 unidades por dólar. La libra cayó 0.9 por ciento para llegar a 1.2483 dólares.

La integración del equipo de la Casa Blanca de Trump se hizo más clara el domingo, con el nombramiento de Reince Priebus, presidente del Comité Nacional Republicano, como jefe de gabinete. También se anunció que Stephen Bannon, presidente de campaña de Trump, trabajará como estratega en jefe y consejero en jefe.

Más tarde, en una entrevista con el programa 60 Minutes, Trump dio algunos detalles sobre sus prioridades, incluido su plan para deportar o encarcelar hasta 3 millones de indocumentados con antecedentes penales.

El muro fronterizo con México puede incluir “vallas” en algunas áreas, agregó. Soy muy bueno en esto. Se llama construcción”.

También dijo que tratará de conservar algunos elementos de la Ley de Cuidado de Salud Asequible, también conocida como Obamacare, incluido permitir que los hijos en sus 20 años permanezcan en el plan de salud de sus padres, y aseguró que las personas con condiciones preexistentes todavía podrán recibir cobertura.

Los analistas de Morgan Stanley dijeron que los mercados no lograron tener una claridad sobre la agenda de Trump, y “las realidades de las negociaciones políticas” significan que los inversionistas pueden estar en la oscuridad por algún tiempo. Sin embargo, la agenda económica de Trump probablemente ofrezca el impulso fiscal que tanto se necesita para el crecimiento de EU, dijeron.

Bajo el escenario de la “real politik”, los analistas dijeron que el proteccionismo comercial irá un poco más lejos de una fuerte retórica y que Trump presentará una reforma fiscal mesurada y un gasto en infraestructura que, en lo neto, ofrecerá un saludable empujón hacia arriba a la economía y permitirá acelerar el ritmo de la normalización de la política monetaria.

A pesar del rápido ritmo de las ventas de bonos desde el miércoles, el mercado de capitales parece tranquilo; los inversionistas de EU ahora anticipan mayores utilidades corporativas. El S&P subió 0.1 por ciento en las operaciones de apertura de Wall Street, con lo que regresó al máximo de la semana pasada de 2 mil 193.81. En Europa, el Euro Stoxx 600 subió 0.2 por ciento y las operaciones se encuentran en torno a sus mejores niveles del mes.

La salida de bonos en parte se debe a una estrategia más amplia de los inversionistas de salir de los activos de bajo rendimiento y comprar capitales que se espera tengan ganancias si Trump cumple con sus políticas expansionistas. Mientras que los capitales de los países desarrollados subieron el lunes, los mercados emergentes siguen debilitándose, afectados por la fortaleza del dólar estadunidense y los temores sobre el proteccionismo comercial.

Vitor Constâncio, vicepresidente del Banco Central Europeo, advirtió ayer que si bien los mercados financieros evalúan un mayor crecimiento económico desde la victoria de Trump, Europa y los mercados emergentes en realidad pueden sufrir por el proteccionismo de EU.

“Debemos ser cautelosos en llegar a conclusiones apresuradas y positivas de la forma como se desarrolla el mercado, porque tal vez no necesariamente indique que la economía mundial tendrá una recuperación acelerada con un mayor crecimiento”, dijo en un evento en Fráncfort. “Hasta el momento los desarrollos señalan que EU tendrá un mayor crecimiento económico, pero en el contexto de la política de ‘Estados Unidos primero’”.

Los analistas de JPMorgan dijeron que el fuerte peso sobre los bonos y el dinero de los inversionistas sugiere “un crecimiento mucho mayor para los capitales globales y un descenso mucho mayor para los bonos globales si el cambio actual en la política y el panorama macro resultan ser grandes y sostenidos”.

Rebecca O’Keeffe, directora de inversión del corredor de bolsa Interactive Investor, dijo después de la victoria de Trump: “Los mercados aún tratan de adaptarse al nuevo panorama, con movimientos importantes en geografía, clases de activos y sectores”. Agregó: “Estos cambios en el mercado fueron agresivos y reaccionarios, pero la pregunta clave para los inversores es qué tanto se moverá el mercado y si se exageró con esa rotación del sector”.

Información adicional de Courtney Weaver en Washington.