La bolsa de valores de Japón pierde sus ganancias de 2015

Se renueva la preocupación de que la historia de crecimiento de las Abenomics haya perdido su atractivo para los fondos extranjeros.
La pantalla del índice Nikkei.
La pantalla del índice Nikkei. (Issei Kato/Reuters)

Las acciones japonesas perdieron sus ganancias de 2015, ya que los temores por la caída de los precios de las materias primas pesan en los mercados mundiales, lo que renueva las preocupaciones de que la historia de crecimiento de las Abenomics pudo perder su atractivo para los fondos extranjeros.

El índice Nikkei 225 cayó 4.05 por ciento, o 714 puntos, para llegar a 16 mil 930.84, mientras que el Topix se contrajo 4.5 por ciento. En lo que va del año retrocedieron 3.1 por ciento y 2.6 por ciento, respectivamente.

El 10 de agosto el Nikkei subió casi 20%desde que empezó el año. Pero los inversionistas optaron por tomar las utilidades en medio de una tambaleante recuperación económica y un panorama incierto de políticas económicas.

La liquidez y la profundidad del mercado de Japón lo hace más sensible al nerviosismo mundial, dicen los analistas, y le llaman el cajero automático más práctico para que los fondos globales se apresuren a tomar utilidades y mantener efectivo, ya que las operaciones para bajar el riesgo toman impulso.

Sony fue un ejemplo del estado de ánimo. El grupo de productos electrónicos y entretenimiento empezó la temporada con el anuncio de un récord de taquilla de septiembre para su película, Hotel Transilvania 2, solo para ver que sus acciones se desplomaron más de 8 por ciento.

“¿Qué pasó con Sony? Absolutamente nada, y por eso está abajo”, dijo Nicholas Smith, estrategia de renta variable de CLSA. “Sus acciones fueron muy populares con los inversionistas extranjeros, muchas personas las tenían y ahora les afecta las amortizaciones”.

Esa tendencia fue común con muchas acciones que sufrieron de fuertes ventas ayer en Tokio. La venta masiva, dijo Smith, “obliga a los inversionistas foráneos a vender sus inversiones de alta certidumbre. Sus ideas de baja certidumbre se vendieron hace unas semanas”.

Pero el telón de fondo de los nervios de los inversionistas se mantiene en China, dijo Genzo Kimura, de Sumitomo Mitsui Trust, y la dificultad de calcular bien la velocidad de la desaceleración de China o su impacto en las firmas niponas.

“Nosotros y el resto del mercado volvemos a estimar las utilidades de las firmas porque a principios de año pensábamos que terminaría 2015 15 por ciento arriba, y ahora no sabemos si será 5 o 10 por ciento. El mercado está en un periodo de volver a hacer cálculos y esa es una causa de la volatilidad”, dijo.

En Japón, la apuesta del primer ministro Shinzo Abe para revivir el ánimo con el lanzamiento de Abenomics 2.0 causó confusión.

Muchos analistas instan a que Abe siga adelante con sus esfuerzos de las reformas estructurales —la “tercera flecha” de Abenomics 1.0, después del estímulo monetario y fiscal. En su lugar, inexplicablemente declaró la victoria en la batalla contra la deflación, después sacó otra aljaba con tres “flechas” orientadas a generar una fuerte economía, apoyo a las políticas de crianza de niños y reformas a la seguridad social.

Un día después, los nuevos datos mostraron que Japón regresó a la deflación, ya que la inflación subyacente resultó negativa por primera vez desde abril de 2013 Las cifras de crecimiento para el último trimestre mostraron que la economía se contrae a un ritmo anualizado de 1.6 por ciento.

Más estímulos del Banco de Japón tal vez puedan elevar el ánimo. Pero el gobernador Haruhiko Kuroda parece renuente a emprender alguna acción, dado que el programa actual ya es sin precedentes en tamaño y alcance.