Alerta el Gafi sobre "lavado" de dinero con monedas virtuales

El mayor riesgo es que carece de un órgano de supervisión central, afirma.

México

El Grupo de Acción Financiera sobre el Blanqueo de Capitales (Gafi) alertó del riesgo de lavado de dinero con bitcoins y otras monedas virtuales.

En una evaluación preliminar basada en investigaciones judiciales reales, el grupo internacional al que pertenece México y tiene el objetivo de combatir de manera conjunta el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, aseguró que existen peligros potenciales asociados al dinero virtual por varias razones.

Una de ellas es el anonimato que se maneja en el comercio de ese tipo de divisas por internet, pues la identificación y verificación de los participantes es limitada.

No hay claridad respecto a la responsabilidad en materia antilavado. Otra observación que hizo el Gafi es que la supervisión y la ejecución de estas operaciones están segmentadas en varios países.

Pero el mayor riesgo es la ausencia de un órgano de supervisión central.

El Gafi destacó que en poco tiempo las monedas virtuales se han convertido en una forma de pago, de gran alcance, con una cada vez mayor aceptación mundial.

Ese desempeño se explica porque ofrecen un método innovador, barato y flexible de pago. Al mismo tiempo, señaló que ese modelo de negocio, único y muchas veces desconocido, supone un nuevo desafío para los reguladores de todo el mundo, porque no saben cómo lidiar con este método que se está usando para algunas transacciones.

Refirió que las respuestas en cada país varían de manera considerable, ya que mientras algunos toman esta nueva tecnología sin regulación, otros han limitado su uso legítimo.

Por eso el grupo antilavado investigó sobre las características de las monedas virtuales para hacer una evaluación inicial y recomendó que un paso importante en la determinación de los riesgos y responder de forma adecuada a esa situación es tener una clara comprensión de los diferentes tipos de monedas virtuales que hay en el mundo, su control y funcionamiento.

Desde marzo pasado el Banco de México alertó sobre los riesgos de las monedas virtuales, dijo que esos activos son mecanismos de almacenamiento e intercambio de información electrónica sin respaldo de institución alguna. Aclaró que en México no son monedas de curso legal y que el marco jurídico tampoco las reconoce como medio de cambio oficial ni como depósito de valor u otra forma de inversión.

El Gafi refirió el resultado de una investigación en Westerns Express International que tomó ocho años, en la que se descubrió que un grupo de delincuencia informática multinacional estafaba a personas por medio de fraude cibernético con tarjetas de crédito y cuentas de monedas virtuales.

La empresa estaba compuesta por los proveedores que movían dinero en varios países desde Ucrania, todo Europa del Este hasta Estados Unidos. Vendían 100 mil números de tarjetas de crédito robadas por medio de dinero virtual con supuesta regulación, como E-Gold y WebMoney.

Con el robo de información confidencial y el uso de monedas virtuales ocultaban la existencia de la empresa criminal para evitar ser detectados.

Otro caso que se expone es el de la operación Silk Road o ruta de la seda, un cibermercado negro en el que se permitía a los usuarios comprar y vender ilegalmente armas, drogas e identidades robadas.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos se apoderó del sitio web y de 173 mil 991 bitcoins, equivalentes a 33.3 millones de dólares. Este portal generó ingresos por más de 9.5 millones en bitcoins (1.2 millones de dólares) y comisiones por 600 mil bitcoins (80 millones de dólares) en el que se lavaron cientos de millones de dólares.

Diversidad

En el reporte especial emitido por el Gafi se explica que las monedas virtuales no convertibles son administradas por una autoridad central que emite las reglas, en tanto que las convertibles pueden operar sin vigilancia o con una regulación.

Las que están reguladas y son convertibles tienen un administrador único que controla una tercera parte del sistema, emite la moneda y establece las reglas para su uso, además de llevar un libro de contabilidad central de pago y tener autoridad para retirar la moneda de la circulación.

Tienen una tasa de cambio flotante determinada por el mercado o fija que establece el administrador en oro o una cesta de monedas.

Señala que la gran mayoría de los pagos en monedas virtuales son transacciones administradas por una autoridad. Pone como ejemplos a e-gold, Liberty Reserve en dólares o euros, Second Life “dólares Linden”, PerfectMoney, WebMoney y World of Warcraft en oro.

De las que operan sin regulación y vigilancia, también conocidas como criptomonedas, menciona que se manejan por medio de código matemático abierto, entre las que se encuentran bitcoin, litecoin y ripple. Otras monedas asociadas son Altcoin, Anonymiser, Mixer, Tor, Cold Storage (offline) y Hot Storage (online).


div align=center>

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]