Para unirse a Monsanto, Bayer vende a BASF parte de su negocio

El grupo alemán vendió parte de sus negocios de semillas y herbicidas a BASF, con la esperanza de que las autoridades aprueben que compre a Monsanto.
Con la adquisición de Monsanto, Bayer quiere tener más presencia en Estados Unidos.
Con la adquisición de Monsanto, Bayer quiere tener más presencia en Estados Unidos. (Flickr)

Fráncfort

El grupo alemán Bayer firmó un acuerdo con BASF para venderle, por 5 mil 900 millones de euros, parte de sus negocios de semillas y herbicidas, en momentos en que la firma alemana busca convencer a las autoridades de competencia que aprueben su adquisición de Monsanto. 

TE RECOMENDAMOS: Uber apelará contra pérdida de licencia en Londres

Estas actividades generaron en 2016 un volumen de negocios de mil 300 millones de euros, dos terceras partes de los cuales en Norteamérica. El acuerdo incluye semillas de algodón, colza y soja, así como los herbicidas llamados no selectivos, a base de glufosinato de amonio, conocidos bajo las marcas Liberty o Basta. 

Bayer dijo que usaría los recursos para refinanciar parcialmente la adquisición de Monsanto. La firma planea recaudar 19 mil millones de dólares para el acuerdo a través de la emisión de bonos convertibles y nuevas acciones, y ya ha gestionado 57 mil millones de dólares de créditos puente.

El 22 de agosto, Bruselas anunció la apertura de una investigación en profundidad sobre la fusión entre Monsanto y Bayer, temiendo que esta operación reduzca la competencia en un mercado ya de por sí concentrado.

El proyecto de adquisición de Monsanto por Bayer, de un monto de 66 mil  millones de dólares, anunciado en septiembre de 2016, "supondría la creación de la empresa integrada más importante del mundo en los sectores de los pesticidas y las semillas", según el ejecutivo comunitario. 

Precisamente para responder a estos temores, y con la esperanza de cerrar la fusión "antes de principios de 2018", Bayer decidió vender parte de sus actividades a su gran competidor BASF, pero la operación está sometida a condición y depende de que se lleve a cabo la unión entre Bayer y Monsanto.

La Comisión Europea se limitó a "tomar nota de este anuncio" e indicó a la AFP, a través de un portavoz, que su investigación "sigue su curso" y que es imposible "prejuzgar en este momento su desenlace" 

BASF, el tercer mayor fabricante mundial de productos químicos para cultivos, había evitado hasta el momento comprar activos de semillas y en su lugar se había concentrado en la investigación de características de la plantas como la tolerancia a las sequías, que vende o licencia a los desarrolladores de semillas.


GGA