Banxico recorta otra vez previsión del PIB

Argumenta Agustín Carstens que su primer ajuste estaba rezagado y que el gasto público enfrenta todavía el reto de contribuir en la economía.

México

Por segunda vez en el año el Banco de México recortó su previsión de crecimiento para 2014 a un intervalo de entre 2 y 2.8 por ciento, desde el rango 2.3-3.3 por ciento anterior.

Agustín Carstens, gobernador del banco central, explicó que si bien la economía observó una recuperación entre abril y junio, la junta de gobierno decidió reducir su estimado para este año y mantener la previsión para 2015 de entre 3.2 y 4.2 por ciento.

"Hemos visto un mejor crecimiento en el segundo trimestre y buenas perspectivas para el resto del año; a pesar de ello, la junta ha decidido reducir el intervalo de crecimiento. El último que habíamos anunciado era de un crecimiento para 2014 de 2.3 a 3.3 por ciento y ahora ese intervalo es de entre 2 y 2.8", añadió.

Explicó que en esta ocasión disminuyeron ambos lados del intervalo, pero también ajustaron el tamaño, "porque ya tenemos más información a estas alturas del año".

En la presentación del informe trimestral de la inflación, aseguró que la actividad económica mexicana registró una mejoría durante abril-junio.

Precisó que el motor que impulsa la economía siguen siendo las exportaciones, sobre todo las manufactureras, con un consumo un poco más animado pero con una inversión en la que el gasto interno todavía presenta un reto para consolidarse en lo que resta del año.

En el informe trimestral se subraya que la demanda interna ha presentado una reactivación más moderada.

Aunque Carstens argumentó que en el recorte se tomó en cuenta el efecto del rezago que tenían respecto a la primera previsión, explicó que cuando hicieron la anterior modificación, fue dos días antes de la publicación (del PIB por el Inegi) de la cifra al primer trimestre, que fue más baja de la que se había anticipado, por lo que "esta corrección en el rango en muy buena medida responde a factores que sucedieron inmediatamente después del anuncio pasado que no conocían".

Además, en Estados Unidos, agregó, también se habían dado revisiones secuenciales que influyeron en el primer trimestre, aunque después, en el segundo, el dato fue bueno "lo que hace tener perspectivas favorables".

Por ese motivo, Carstens dijo que no se cambió la expectativa para 2015 y se mantuvo entre 3.2 y 4.2 por ciento.

El empleo, señaló, está reflejando la recuperación con los registros en el IMSS, por eso no se cambió la estimación para el número de afiliados para este año, con un aumento de entre 570 y 670 mil trabajadores, y de entre 620 y 720 mil para 2015.

El gobernador del banco emisor estableció que si la adaptación de las reformas es muy ágil puede mejorar las expectativas de los inversionistas y acelerar el crecimiento; tampoco se puede descartar que la recuperación en Estados Unidos sea más vigorosa de lo previsto.

En relación con el anterior escenario, consideró que los riesgos a la baja se darían en que la confianza, sobre todo el consumidor y de algunos inversionistas, no mejore como lo deseable y eso haga que la recuperación del gasto interno fuera más lenta.

EFECTO ARITMÉTICO

De la inflación, afirmó que se espera que se mantenga cerca de 4 por ciento en el segundo semestre, aunque advirtió que en algún mes se ubicará por arriba de ese nivel por factores transitorios como sucedió en julio.

Un factor que no ha ayudado, reconoció, es el aumento en los precios de los productos pecuarios por un problema sanitario en el caso de la carne de cerdo, que se espera sea de carácter temporal.

Pero ratificó que, sin duda, a inicios del próximo año esta variable se colocará en la meta de 3 por ciento, sobre todo con base en el efecto aritmético de las medidas tributarias que influenciaron en 2014, y por otro lado porque las gasolinas se ajustarán a la inflación esperada en 2015, conforme se establece en la Ley de Ingresos aprobada para este año; por lo mismo, es de esperarse que la inflación subyacente —sin precios volátiles— se ubique por debajo del 3 por ciento.

Reformas

-En el informe trimestral que presentará el Banco de México el 19 de noviembre se incluirá un compendio de las reformas estructurales, en el que se analizará de manera profunda su impacto.

-Se espera que se haga una estimación de la inversión extranjera directa que podrán detonar los proyectos bajo las reformas.

-Se anticipa que estas modificaciones estructurales beneficien el crecimiento y el clima de inversión, de manera que se revierta el bajo ritmo de expansión que ha exhibido México. Además, se prevé que las modificaciones impulsen la competitividad de la economía.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]