Digitalizarse o morir, opciones de la banca en el mundo: expertos

En el siguiente lustro, hasta 30% de los clientes buscará una plataforma virtual.
Francisco González, presidente de la institución bancaria.
Francisco González, presidente de la institución bancaria. (René Soto)

México

Miles de bancos desaparecerán en los próximos 15 años en el mundo si no son capaces de adaptarse a la transformación digital, aseguró Francisco González, presidente de BBVA, una de las instituciones más grandes del sistema financiero internacional.

Esa afirmación, que hizo el banquero español en la última entrega de sus resultados trimestrales, tiene como base un estudio de la consultora internacional McKinsey, en el que afirma que en los siguientes cinco años, 30 por ciento de los consumidores buscará productos bancarios mediante plataformas digitales.

El escenario descrito no ha pasado inadvertido en las estrategias de las instituciones bancarias que operan en México, y es que, según la firma KPMG, 80 por ciento de los bancos ya fortalecen su infraestructura tecnológica con la intención de innovar y ofrecer servicios más cercanos a los clientes.

Para Pablo Castillón, socio de asesoría en servicios financieros de la consultora, es fundamental que los directores de tecnología de cada banco enfoquen sus estrategias hacia la inversión en banca móvil, en la oferta de nuevos servicios y, por supuesto, en garantizar una mayor seguridad informática.

En México no son pocas las instituciones bancarias que desembolsaron importantes sumas de dinero en la renovación de su área digital o están por hacerlo; por ejemplo, en los siguientes 10 años Banorte invertirá mil millones de dólares en una plataforma digital más avanzada, la cual será desarrollada por la firma tecnológica IBM.

Banamex destinó 100 millones de dólares en un programa de renovación y ampliación de cajeros automáticos; Scotiabank anunció 268 millones de dólares para renovar en los siguientes cinco años sus plataformas operativas y su red de distribución, en tanto que Ve por Más inyectará 300 millones de pesos en tecnología y recursos humanos.

BBVA anunció un plan de inversiones de 2 mil 500 millones de dólares en América Latina, de los cuales 40 por ciento será directamente para canales tecnológicos. Una parte de esos recursos son para Bancomer, su filial mexicana, que de entrada ya cuenta con un área especializada en banca digital.

MENOS SUCURSALES

Otros ejemplos son la reciente alianza de Bankaool e Investa Bank con la firma tecnológica GlobalOne, mediante la cual sus clientes podrán programar el pago de gastos corrientes; o bien las estrategias digitales de Banco Base y Banco Azteca, que consisten en digitalizar sus operaciones y ofrecer todos sus servicios vía electrónica.

Para Ángel Cano, consejero delegado de BBVA, la renovación digital de la banca es fundamental; inclusive prevé que aunque no desaparecerán, la tendencia es que cada vez habrá menos sucursales bancarias, y las pocas que sobrevivan serán únicamente para atender casos sumamente especializados, imposibles de llevar de manera on line.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, en el último par de años la apertura de nuevas sucursales se ha ido desacelerando, toda vez que en 2014 y 2013 el número total apenas aumentó 1 por ciento, mientras que en 2012 el crecimiento fue de 5 por ciento. En el país hay 12 mil 715 sucursales bancarias.

Para Enrique Vilatela, presidente de Investa Bank, la tecnología avanza a un ritmo acelerado y su adopción no solo representa entrar en la tendencia del mercado, sino que es mucho más que eso, dado que se vuelve fundamental para que los bancos pequeños puedan competir con los más grandes, debido a que brindan la posibilidad de ofrecer más y mejores productos.

En tanto, Luis Niño de Rivera, vicepresidente del consejo de administración de Banco Azteca, resaltó que la banca actual está muriendo porque el cliente cada vez está más y mejor informado, lo que le permite entrar a una sucursal toda clase de datos, de ahí que el diálogo deba ser diferente.