Los bancos apuestan por mercado de autos de lujo

En los últimos dos años este segmento creció 42%; sin embargo, el número de créditos representa apenas 1.7% del total.
Nuevo modelo de Audi.
Nuevo modelo de Audi. (David Becker | AFP)

México

El financiamiento de autos de lujo se ha convertido en un escaparate importante para la banca comercial, dado que este segmento ha crecido en el último par de años 42.5 por ciento, lo que contrasta con el 1.7 por ciento que registra el total de la derrama crediticia para la compra de automóviles.

El negocio automotriz de la banca se encuentra en un bache desde hace un par de años, en los cuales apenas ha aumentado su número de financiamientos en 1.7 por ciento; sin embargo, no todo está detenido, dado  que los bancos dieron con un importante mercado en potencia en los autos de lujo, donde registran un crecimiento de 42.5 por ciento en igual lapso de tiempo.

Los vehículos denominados como de lujo van de los 250 mil hasta el millón de pesos, fabricados por marcas reconocidas como Audi, BMW o Mercedes Benz, mismas que se encuentran en franco crecimiento, y según directivos bancarios, es algo que han aprovechado desde hace varios años con el propósito de que sean parte fundamental de su cartera de crédito.

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, hasta agosto de 2012 las instituciones bancarias habían financiado la compra de 72 mil 278 automóviles lujosos, dos años después la cifra llegó a 103 mil vehículos de este tipo. Con este nivel pasaron de representar 10.8 por ciento del mercado total a 15.1 por ciento.

El negocio de lujo para los bancos que operan en el país asciende 22 mil 188 millones de pesos, lo que representa más o menos 30 por ciento de los 76 mil millones totales que tiene la cartera de crédito automotriz en general.

“Definitivamente hemos visto crecimiento, por eso hemos trabajado por muchos años y ahora son una parte importante de la cartera y esperamos siga creciendo en los siguientes años de la mano del repunte que se viene para las armadoras”, dijo Aureliano García, director de Crédito Automotriz del banco canadiense Scotiabank.

Banco Base no da créditos directos a personas para la compra de carros; sin embargo, su director general, Lorenzo Barrera, señaló en entrevista que han detectado este despunte y lo que están haciendo es centrarse en la cadena de proveeduría que surte de materiales a las armadoras que fabrican estos vehículos, de forma que tienen en la mira financiarlas de forma importante.

COMPETENCIA 

El desempeño de este rubro salta a la vista por el momento adverso que vive el crédito automotriz bancario, el cual se ha enfrentado a la fuerte competencia de las financieras de marca (es decir, de las propias armadoras), que dominan el mercado e inclusive han dejado atrás a bancos con fuerte participación como BBVA Bancomer y Scotiabank.

De acuerdo con la CNBV, al cierre de agosto de 2014 el número total de préstamos de la banca para la compra de cualquier clase de automotor ascendió a 683 mil 300, un marginal avance de 1.7 por ciento, en comparación con los 669 mil 232 créditos que tenía reportados en igual mes de 2012, año en el que comenzó el estancamiento del sector.

Vicente Rodero, director general de BBVA Bancomer, tercer jugador más importante en el financiamiento automotriz y primero entre los bancos, señaló que el auge de las financieras de marca es debido a la liquidez que hay en el mercado, lo cual ha beneficiado a las armadoras para darles impulso y así colocar sus propios vehículos.

Por su parte, Aureliano García, directivo de Scotiabank, resaltó que aunque las financieras de las armadoras compiten fuertemente por el mercado, en lo particular registran crecimientos superiores a 30 por ciento en vehículos de gama alta, ello gracias a haber financiado la adquisición de Ferraris, Porsches o Lamborghinis.

Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, los 10 autos de lujo más vendidos en México son: Audi, BMW, Infiniti, Jaguar, Land Rover, Lincoln, Mercedez Benz, Mini, Porsche y Smart.

BBVA Bancomer es el intermediario bancario con el mayor número financiamientos concedidos para la compra de algún vehículo de lujo: al cierre de agosto de 2014 asciende a 37 mil 172, un incremento de 43 por ciento con respecto a los 25 mil 966 de un año antes, lo que significa que ahora, representan 15 por ciento de todo su portafolio automotriz.

En el caso de Scotiabank, segundo jugador en orden de relevancia de la banca, este tipo de unidades pasaron de ser 8 por ciento de sus créditos automotrices a 14 por ciento, ello luego de que con base en el enfoque antes mencionado, pasaron de tener en lista 9 mil 17 préstamos a un total de 15 mil 355, un alza de 70 por ciento.