Los bancos amplían sus ofertas por cuatro días

En el puente largo del año pasado 18% de las operaciones se hizo con tarjetas.
La Condusef pidió a consumidores anotar que los meses sin intereses no omiten el pago mínimo.
La Condusef pidió a consumidores anotar que los meses sin intereses no omiten el pago mínimo. (Marco Polo Guzmán | Cuartoscuro)

México

El año pasado, casi 18 por ciento de las ventas en el Buen Fin se realizaron con tarjetas de crédito o débito, y para esta edición los bancos buscan aumentar la cifra con una serie de promociones, que van desde puntos dobles, meses sin intereses, cero comisiones, devolución de efectivo, sorteos y hasta viajes.

Cuando el programa inició en 2011, según la Asociación de Bancos de México, las compras con tarjeta fueron de 17.7 millones de pesos; sin embargo, para la tercera edición que se realizó en 2013 crecieron 76 por ciento al ubicarse en 31.2 millones de pesos, de los cuales, 18.5 millones fueron a través de tarjetas de crédito y 12.4 por medio de plásticos de débito..

Este año, HSBC, por ejemplo, incentivará el uso de sus micas con una rifa en la que los 24 ganadores que hayan gastado este fin de semana viajarán al destino nacional que elijan.

El popular “sin intereses” no faltará y en esta ocasión habrán plazos hasta de 18 meses para clientes de Actinver, Afirme, Banamex, Banco del Bajío, Banorte-Ixe, BanRegio, Inbursa, Invex, Mifel, Scotiabank, Santander y Bancomer.

Al respecto, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) resaltó que las promociones a meses sin intereses son adicionales al pago mínimo que se realiza mensualmente, por ello, si se es un cliente que no tiene la costumbre de liquidar el total de su cuenta, aconseja evitar sobreendeudarse.

También recuerda la importancia de que en la fecha de pago se cubra más allá del mínimo y, en lo posible, usar el aguinaldo para abonar la mayor cantidad de las compras, así como no olvidarse de los pagos fijos de la tarjeta.

Una promoción interesante para adquirir vivienda o automóvil es la oferta de Afirme, que promueve una comisión de cero por ciento en la apertura de un crédito hipotecario o para vehículo.

En el caso de Banamex, no solo ha pensado en las compras a plazos sin intereses, sino que ofrece a los comerciantes que aún no aceptan pagos con tarjetas y que quieran hacerlo, la contratación de terminales punto de venta sin costo de afiliación, además de que tendrán disponible tasa cero para que se la transmitan a sus clientes.

En cuanto a sorteos, Banco Azteca, hará uno en el que anulará la deuda a clientes que hayan solicitado créditos personales en el Buen Fin. Mifel habrá un concurso hasta de 10 mil pesos, sumado a que todas las tarjetas participan en la rifa de la Secretaría de Hacienda para estimular el uso del dinero electrónico.

En el caso de Banorte, cada compra será acompañada de 5 por ciento de bonificación, mientras que Banco Walmart devolverá 3 por ciento de cada compra en las tiendas de dicha cadena —Sams Club, Suburbia, Bodega Aurrera y Superama—. Bancomer y otras tantas instituciones darán puntos dobles y triples.

Las ofertas son variadas y es una buena ocasión para que los consumidores seleccionen oportunidades de compra, aprovechen sus líneas de crédito y los descuentos, sobre todo de bienes duraderos, dijo Gerardo Flores, director general de desarrollo de negocio y medios de pago de BBVA Bancomer.

Sin embargo, agregó, siempre debe ser con un consumo responsable y cuidando los presupuestos para no incurrir en gastos que vayan más allá de las posibilidades personales.

Misceláneas se integran

Más de 41 mil pequeños negocios del Distrito Federal participarán en el Buen Fin, gracias a que en esta cuarta edición se integrarán misceláneas y abarroteras que antes no podían participar, informó la Canacope.

Gerardo López Becerra, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño  de la Ciudad de México, estimó que la derrama económica será de 5 mil millones de pesos, solo en los pequeños comercios, que también incluye negocios como ópticas, joyerías, zapaterías, tiendas de ropa y algunos servicios.

Durante la iniciativa, en la que productores, comerciantes o prestadores de servicios hacen un trabajo de solidaridad para que el consumidor obtenga un beneficio, se estima que participarán 100 mil negocios en la Ciudad de México, con ventas por 25 mil millones de pesos, dijo López Becerra.

Respecto al llamado de algunos grupos para sabotear el Buen Fin, mencionó que los miembros de la Canacope repudian los hechos ocurridos en Ayotzinapa, Guerrero; sin embargo, consideran que el intento de boicot no es una solución para resolver el problema, por lo que invitó a realizar los cambios a las leyes de impartición de justicia y la legislación electoral para verificar que no exista vinculación de políticos propuestos a cargos públicos con el narcotráfico.

Agregó que las pérdidas por los cierres de tránsito y las marchas, efectuados de forma pacífica desde el 2 de octubre, ascienden a 100 millones de pesos, y afectan principalmente a 16 mil negocios del primer cuadro del centro de la ciudad.

La Canacope invitó a los consumidores a participar en el Buen Fin, apoyar y beneficiar a los pequeños negocios, y con ello incentivar directamente la economía y promover condiciones sociales estables en barrios y colonias.

Consumo privado cayó 0.3% en agosto

Aunque el Banco de México sostiene que la economía está creciendo, eso no lo refleja el consumo privado, pues luego del aumento de 0.8 por ciento en julio, cifras desestacionalizadas indicaron que cayó 0.3 por ciento en agosto a tasa mensual, el tercer retroceso en el año.

De acuerdo con el reporte del Inegi, las compras de bienes y servicios de origen nacional descendieron 0.4 por ciento en el octavo mes de 2014 respecto al mes precedente, mientras que las adquisiciones de bienes importados se elevaron 1.6 por ciento.

Lo anterior dio como resultado que, desde una perspectiva anual, el consumo privado aumentara 1.3 por ciento en comparación con agosto de 2013, por debajo del crecimiento anual de 2.5 por ciento en julio y muy lejos de los registros de 2012, cuando el consumo presentó aumentos hasta de 9.4 por ciento.

Analistas de Scotiabank señalaron que los resultados del consumo, con una fuerte desaceleración en su comparativo anual de agosto, tanto en la adquisición de bienes y servicios nacionales como en la de bienes importados, pues la dinámica del mercado interno no termina de recuperarse de los choques fiscales.

(Silvia Rodríguez/México)