La banca da 30% más créditos para energía

En febrero se autorizaron 110 mil mdp; Bancomer, Inbursa, Santander, Banorte y HSBC son las instituciones que más financian esta actividad.
El sector energético mexicano vivió un año histórico al otorgarse los primeros contratos para exploración y explotación petrolera para empresas privadas.
(Shutterstock )

México

Pese a la crisis en el sector energético en general, en el último año la banca comercial mexicana aumentó 30 por ciento el financiamiento a empresas que operan en ese ramo económico, de acuerdo con las últimas cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Al cierre de febrero de 2016, el saldo de la cartera de crédito que la banca tiene colocado en empresas enfocadas en petróleo, gas, minería y energía ascendió a 110 mil 364 millones de pesos, cifra que es 25 mil 586 millones superior a los 84 mil 777 millones de pesos que tenía al mismo mes de 2015.

En el último año el dinamismo del financiamiento energético de los bancos comerciales se aceleró de manera importante, toda vez que de febrero de 2014 a igual mes de 2015 avanzó de 68 mil 924 millones a casi 85 mil millones de pesos, un aumento de 23 por ciento.

Bancomer, Inbursa, Santander, Banorte y HSBC son los bancos que mayor financiamiento otorgan a empresas del rubro energético.

Carlos Rojo, director general de Grupo Financiero Interacciones, explicó que aunque el precio del petróleo ha caído de manera significativa, hay otros negocios que siguen mostrando un potencial importante, entre ellos las obras de infraestructura relacionadas con energías renovables, electricidad y gas.

Para Emilio Romano, director general de Bank of America Merrill Lynch México, pese a los bajos precios del petróleo, el sector energético sigue siendo interesante para la banca, e inclusive destacó la creación del Fibra E, instrumento que servirá para financiar proyectos maduros de energía e infraestructura.

Del total de la cartera comercial de la banca múltiple en México, 6 por ciento está dirigida a empresas relacionadas con petróleo, gas, minería y energía.

De acuerdo con las cifras de la CNBV, de los más de 110 mil millones de pesos de crédito que la banca ha colocado entre las compañías del sector energético, 84 por ciento ha sido en las empresas de mayor tamaño y es equivalente a 92 mil 900 millones de pesos.

De hecho, es el fondeo a las grandes empresas el que impulsó el dinamismo del crédito al sector energético. En el último año el financiamiento a este segmento aumentó 33 por ciento, debido a que llegó a 92 mil 931 millones de pesos, desde una cifra previa de 69 mil 786 mil millones.

A la fecha, el financiamiento a microempresas del sector energético es de solo mil 985 millones de pesos; el de pequeñas asciende a 2 mil 557 millones de pesos, y el de medianas a mil 200 millones de pesos; 11 mil millones de pesos más están colocados en fideicomisos.

En un estudio, la calificadora de riesgo Standard and Poor´s señaló que pese al complicado escenario mundial por la caída de los precios del crudo, el financiamiento a las empresas de petróleo y gas no afectará los activos de la banca comercial mexicana.

Según su estimación, las compañías del sector energético representan solo 5 por ciento del financiamiento de la banca, exposición que no representa un riesgo significativo, dado que el sistema cuenta con las reservas de capital suficientes para absorber un hipotético aumento de la cartera vencida de ese tipo de empresas.

LOS MÁS INVOLUCRADOS

El banco más involucrado en el financiamiento de empresas relacionadas con petróleo, gas, minería y energía es BBVA Bancomer, que al cierre de febrero pasado tiene una derrama crediticia de 28 mil 200 millones de pesos, de los cuales 27 mil millones están colocados en grandes empresas, correspondiente a 96 por ciento.

Luego del banco español se encuentra Banco Inbursa, que tiene 21 mil 400 millones de pesos en ese segmento de la economía, 63 por ciento en grandes corporativos.

Un poco atrás están Santander y Banorte, bancos que tienen una derrama de crédito de 13 mil 200 y 12 mil 200 millones de pesos, respectivamente. En tanto, lejos están el inglés HSBC, con 9 mil 430 millones; Banamex, 6 mil 700 millones, y Scotiabank, con solo mil 400 millones de pesos.

Si bien la banca ha abierto aún más la llave del crédito, no lo ha hecho de manera gratuita, toda vez que el financiamiento a empresas de energía tiene una de las tasas de interés promedio más elevada del sistema.

De acuerdo con los datos de la CNBV, el sector de petróleo, minería, gas y energía accede a créditos que tienen una tasa de interés promedio de 6.48 por ciento.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]