México tiene déficit de 7 mil 980 mdd

Banxico dijo que no se observaron salidas netas de capitales, sin embargo una mayor demanda por coberturas cambiarias contribuyó a la depreciación del peso.
Inversión extranjera directa.
Al interior de esta balanza destacan los ingresos por remesas familiares, que sumaron seis mil 365 millones de dólares. (Reuters)

Ciudad de México

En el segundo trimestre del año, la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un déficit de siete mil 980 millones de dólares, luego del dato deficitario por ocho mil 135 millones de dólares reportado en igual periodo de 2014, informó el Banco de México (Banxico).

En su reporte, asegura que el dato de la balanza comercial trimestral fue similar al reportado en igual periodo previo y con ello el déficit continúa en niveles moderados, lo que contribuyó a que la cuenta corriente siguiera siendo plenamente financiable.

Detalla que el déficit de la balanza de pagos se originó de la combinación de saldos negativos en la balanza de bienes y servicios por cuatro mil 498 millones de dólares y en la de renta por nueve mil 715 millones de dólares, y de un superávit en la balanza de transferencias por seis mil 233 millones de dólares.

Explica que la economía mexicana continuó captando recursos a través de la cuenta financiera que permitieron el financiamiento holgado del déficit de la cuenta corriente.

Esto, abunda, en un entorno en el que los mercados financieros internacionales experimentaron una elevada volatilidad debido a la perspectiva de que la Reserva Federal de Estados Unidos comenzará a aumentar su tasa de referencia en este año, a la situación de Grecia, a los problemas en los mercados financieros en China y a los menores precios de bienes primarios que propiciaron un deterioro en los términos de intercambio de diversas economías emergentes.

El instituto central señala que la persistencia de elevados niveles de volatilidad en los mercados financieros del exterior se vio reflejada en los mercados nacionales.

Subraya que si bien no se observaron salidas netas de capitales, el ajuste en la exposición de riesgos del portafolio de los inversionistas generó una mayor demanda por coberturas cambiarias en los mercados de derivados, que contribuyó a que el peso experimentara una depreciación frente al dólar.

En este contexto, el Banxico expone que para reducir la probabilidad de que presiones potenciales perturbaran el funcionamiento adecuado, la Comisión de Cambios tomó varias medidas durante el periodo de referencia.

Refiere que en el periodo abril-junio del año en curso, a balanza de transferencias mostró un superávit de seis mil 233 millones de dólares, resultado de ingresos por seis mil 477 millones de dólares y de egresos por 244 millones de dólares.

El Banxico menciona que al interior de esta balanza destacan los ingresos por remesas familiares, que sumaron seis mil 365 millones de dólares y los egresos por remesas familiares, que ascendieron a 211 millones de dólares.

Agrega que la cuenta financiera de la balanza de pagos en el segundo trimestre del año en curso presentó un superávit de 17 mil millones de dólares, derivado de entradas netas por dos mil 695 millones en la cuenta de inversión directa, por 11 mil 070 millones en la cuenta de inversión de cartera y por tres mil 235 millones de dólares en la cuenta de otra inversión.