Bancos tienen capacidad para crecer 33%

El presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles Miaja, dijo que el fortalecimiento del sistema es reflejo de una regulación más estructurada.
Luis Robles Miaja, presidente de la ABM
Luis Robles Miaja, presidente de la ABM (Milenio Digital )

Ciudad de México

El presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles Miaja, dijo que con la reforma financiera, la cartera de crédito del sistema  puede aumentar 33 por ciento. Es decir, “tenemos una capacidad instalada pendiente de utilizar” equivalente a 100 mil millones de dólares.  

Durante la presentación del balance de resultados de la reforma financiera, Roble Miaja comentó que a partir de esta reforma “ha mejorado el fortalecimiento del sistema”, además de que se ha construido un mejor andamiaje para tener instituciones mejor capitalizadas y líquidas.

Este fortalecimiento agregó es “reflejo de una regulación más estructurada”. El líder de los banqueros informó que en 2014 la banca otorgó más  crédito a menor costo.

El crédito a las empresas creció 9.5 por ciento real y las tasas ponderadas bajaron 66 puntos base, equivalente a  ocho por ciento, agregó el presidente de la ABM.

Además, esta reforma permitió financiar a las desarrolladoras de vivienda que recurrieron al concurso mercantil.

Fernando Aportela

El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela Rodríguez, destacó que el financiamiento interno al sector privado aumentó de 25.7 del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012 a 29.2 por ciento al cierre del año pasado.

En el Informe de Avance de la Reforma Financiera, subrayó que con esos datos “nos encaminamos a alcanzar a la meta del Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo (Pronafide) de 40 por ciento en 2018”.

Ante el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Robles Miaja, Fernando Aportela precisó también que las tasas de interés se han reducido de manera importante.

En ese sentido, mencionó que en créditos a Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipyme) al cierre de 2014 se observaron tasas hasta 8.0 por ciento menores que al cierre de 2013, mientras que en créditos personales, la comparación refleja una disminución de 9.0 por ciento.