Caída en producción petrolera afecta crecimiento económico

El Banco de México dio a conocer las minutas de política monetaria; por unanimidad se decidió mantener en 3 por ciento la tasa de interés; se mantiene la perspectiva de menor crecimiento. 
Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México.
Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México. (Notimex)

Ciudad de México

Debido a la reducción en la plataforma de producción de crudo y a factores temporales que afectaron la economía de Estados Unidos, la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) considera que algunos indicadores nacionales apuntan a una desaceleración durante el primer bimestre del año, con respecto al trimestre anterior.

De acuerdo con las minutas de la última reunión de política monetaria del Banxico, por unanimidad se decidió mantener en tres por ciento la tasa de interés de referencia.

Según el documento, el desempeño económico al inicio de 2015 se reflejó en menores exportaciones manufactureras y en un bajo dinamismo en el sector industrial.

Para los próximos meses, uno de los integrantes de la Junta de Gobierno señaló que es probable que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) se vea afectado en el corto plazo por la menor producción petrolera como resultado del accidente ocurrido en la costa de Campeche.

Asimismo, existe el riesgo de que la debilidad de la masa salarial frene el crecimiento del consumo, y si se prolonga la reciente desaceleración de la economía estadounidense, la evolución de la economía mexicana se vería afectada.

Aunado a lo anterior, la normalización de la política monetaria de Estados Unidos es probable que impacte en la actividad económica en México en un grado mayor al previsto y no se descarta un efecto del anunciado ajuste fiscal sobre la demanda interna, ni la posibilidad de que la desaceleración reciente del sector de la construcción se prolongue.

Referente a la inflación, todos los miembros de la Junta destacaron que la inflación general se ha ubicado en niveles cercanos a la meta de 3 por ciento desde principios del año, y la mayoría coincidió en que la evolución de la inflación ha continuado siendo favorable.

Es así que la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno ratificó la previsión de que la inflación general anual se mantendrá cerca de tres por ciento en los siguientes meses, para cerrar el año ligeramente por debajo de dicho nivel, mientras que para la inflación subyacente se anticipa que continúe por debajo de tres por ciento durante 2015.