• Regístrate
Estás leyendo: Automotrices "roban" talento tecnológico
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 19:58 Hoy

Automotrices "roban" talento tecnológico

La tendencia de coches conectados a internet desvanece las líneas entre los sectores y ofrece otro horizonte a los ingenieros.

Publicidad
Publicidad

Kana Inagaki

Una guerra de contrataciones entre sectores inició en Japón ahora que los pesos pesados de la industria mundial de autopartes compite para robarse el mejor talento de los grupos de tecnología, como Sony, ya que se preparan para la llegada de los vehículos de autoconducción.

La refriega se desencadenó por el rápido desvanecimiento de la línea entre los sectores automotor y de tecnología a medida que los coches se conectan cada vez más a internet. La creciente superposición le permite a los ingenieros salir del cada vez más pequeño sector de electrónicos de consumo de Japón para tener un nuevo comienzo en el automotor de mejor paga y que se mantiene en crecimiento.

Pero el frenesí de contrataciones externas también indica un problema más profundo para la industria japonesa de fabricación de autopartes.

El crecimiento de empresas como Continental y Bosch en el tercer mayor mercado del mundo recibió en parte el impulso de la creciente dependencia de los grupos automotrices de Japón de los proveedores extranjeros de autopartes con redes globales y economías de escala.

Incluso Toyota rompe con su red tradicional de proveedores cercanos en casa para lograr mantenerse competitivo en sus costos, lo que deja a los proveedores nacionales de autopartes en una lucha por sobrevivir.

“Es verdad que trabajamos más cerca con las automotrices japonesas que antes”, indica Valeo, el proveedor automotriz francés. “Necesitan megaproveedores que puedan surtir productos a todas las regiones”.

Valeo tiene alrededor de 550 ingenieros en Japón después de contratar a cerca de 100 personas en los últimos cinco años, y espera aumentar ese número a 650 para 2020. La plantilla laboral de Continental en Japón se duplicó en los últimos cuatro años a mil 200, de los cuales la mitad son ingenieros, y tiene planes de seguir con el reclutamiento en la región.

Bosch, que tiene 7 mil 200 empleados en Japón, contrata activamente ingenieros para los sistemas de asistencia avanzada de conducción (ADAS), que se utilizan cada vez más en los coches de todo el mundo para reducir los accidentes. También se solicitan expertos en tecnología para conducción autónoma que utilizan inteligencia artificial, cámaras y radares que se encuentran más en el ámbito de los productos electrónicos.

“En este momento, un buen candidato se irá en dos semanas”, dice Johan Larsson, gerente del equipo de contratación automotriz en Japón del grupo de reclutamiento Robert Walters. “Es similar a la situación en Silicon Valley, donde cualquier persona tendrá seis o siete ofertas de trabajo siempre y cuando tenga la formación adecuada”.

Larsson dice que el número de colocaciones del equipo automotor de Robert Walters en Japón aumentó 46 por ciento entre julio de 2014 y junio de 2015 en comparación con el mismo periodo del año anterior. Las cuotas promedio que pagaron los clientes aumentaron casi 7 por ciento, lo que refleja el pago de mayores salarios para los candidatos seleccionados.

“La carga de trabajo se expande rápidamente y hay una escasez de trabajadores, así que independientemente de la experiencia en la industria automotriz, las empresas aceptarán personas que tengan la motivación y sean capaces de ponerse al día rápidamente”, dice un ingeniero japonés de 31 años que un proveedor de autopartes europeo se robó del sector de telecomunicaciones en el verano.

Añade que su salario anual se elevó 40 por ciento para llegar a 7 millones de yenes (58 mil dólares) y que aproximadamente se le acercaron 15 veces los reclutadores desde que creó su cuenta de LinkedIn hace seis meses. Dijo que ya trabajó 70 horas de tiempo extra en un mes para mantenerse al corriente con las demandas de su trabajo.

Los reclutadores dicen que la reducción de la fuente de talento obliga a las compañías a pagar mayores salarios y ser más flexibles respecto a los candidatos que no hablan inglés o que se aproximan a su edad de jubilación.

Un japonés veterano en el desarrollo de software de televisión que se encuentra a principio de sus 50 años, lo contrató recientemente un grupo europeo de autopartes para una posición gerencial después de una búsqueda de casi un año. Tuvo que aplicar para un programa de jubilación anticipada en su antiguo trabajo en un grupo local de electrónicos.

La escasez de trabajadores llega a medida que las condiciones laborales en Japón ya son muy difíciles. Las políticas del primer ministro Shinzo Abe para debilitar el yen impulsaron las exportaciones, lo que obligó a las automotrices, como Toyota, a solicitar a sus empleados a trabajar tiempo extra para cumplir con la creciente demanda.

El cambio a rivales extranjeros también destaca una percepción de preocupación entre los ingenieros de que ya no pueden buscar la tecnología de vanguardia en las empresas nacionales.

Las automotrices japonesas y sus proveedores tienen décadas que desarrollan tecnologías de seguridad para el conductor, pero los analistas dicen que están a la zaga de sus contrapartes europeas en la producción masiva de partes como radares a un menor costo; las empresas de occidente adquirieron esa experiencia al atender a la industria de defensa.

“Los fabricantes extranjeros están mucho más avanzados en lo que respecta a la tecnología de radares. Siento que al cambiar de empleo puedo hacer lo que no podía hacer en mi antigua compañía”, dice un ex ingeniero de Hitachi que ahora trabaja en un fabricante de autopartes europeo.

600

Ingenieros que tiene en su plantilla Continental de Japón; en los últimos 4 años se duplicó su número de empleados a mil 200 y mantiene sus planes de reclutamiento

40%

Alza en el número de colocaciones del equipo automotor de Robert Walters en Japón entre julio de 2014 y junio de 2015


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.