Habrá tres meses de ausencia de cruceros internacionales en Puerto Vallarta

En junio, julio y agosto no hay arribos programados; el siguiente está señalado hasta el 2 de septiembre, el Carnival Spirit. 
La cantidad de cruceros que arriben al puerto este año será mayor que el anterior.
La cantidad de cruceros que arriben al puerto este año será mayor que el anterior. (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

Por segundo año consecutivo desde que Puerto Vallarta incursionó en el sector de los cruceros turísticos internacionales, tendrá tres meses sin arribos, periodo durante el cual dejará de percibir la derrama millonaria que dejan los pasajeros.
Después de la llegada este viernes del “Disney Wonder”, iniciará un periodo muy raquítico en este sector, ya que en junio, julio y agosto no hay arribos programados. El siguiente está señalado hasta el 2 de septiembre, el Carnival Spirit.

De hecho el periodo es más amplio que el año pasado, pues en agosto del 2013 se tuvo el solitario arribo del “Regatta”, un buque de dimensiones menores en este segmento.

Tomando como referencia los números registrados en el 2011, un año que todavía podríamos considerar como “normal” en cuanto al comportamiento de este segmento, es decir, antes de que iniciara la acentuada caída que el año pasado tocó fondo, tendríamos que en ese periodo de aproximadamente tres meses dejarían de llegar 23 cruceros.

En el 2011, precisamente, se registraron ese número de arribos, con un total de 58 mil 456 pasajeros. En números redondos, si consideramos que Puerto Vallarta dejará de captar a 58 mil cruceristas y cada uno deja actualmente como derrama económica entre los prestadores de servicios turísticos un promedio de 90 dólares, tendríamos cinco millones 220 mil dólares que se dejarán de percibir.

A ello habría que agregar los recursos que se captan por los diferentes cobros que la Administración Portuaria Integral (API) de Puerto Vallarta realiza a las líneas navieras por los diferentes servicios que demandan durante cada visita al puerto.

Ese año, en junio hubo cinco arribos, de navíos de considerables dimensiones, que aportaron más de 18 mil pasajeros; en julio fueron el doble de arribos, pero con casi 21 mil pasajeros; en tanto que en agosto fueron ocho arribos y más de 19 mil cruceristas.

Ya en 2012 se registró un marcado retroceso en este sector, puesto que en los tres meses en referencia se tuvieron 13 arribos con poco más de 47 mil pasajeros, aunque no tan acentuado como se presentó en 2013 y nuevamente este año.

Afortunadamente la cantidad de cruceros de este año será mayor que el anterior y se estima que la línea ascendente continuará.