“No tenemos aura de banco, pero somos mejores en tecnología”

Creada en 2010, la firma con base en su experiencia tecnológica quiere ser una opción paralela a la banca y, a la vez, competir con ella como medio de pago mediante la colocación de dispositivos ...
Antonio Flores quiere que Sr. Pago controle 18 por ciento de las terminales de venta del país.
Antonio Flores quiere que Sr. Pago controle 18 por ciento de las terminales de venta del país. (Especial)

México

En los últimos meses se ha registrado un fuerte apogeo de empresas especializadas en tecnología que ofrecen servicios financieros paralelos a los de la banca, tales como microcrédito o herramientas para facilitar los pagos electrónicos, las cuales ha presionado a los bancos, al grado de que éstos se han dado a la tarea de desarrollar nuevas áreas y realizar inversiones para mejorar su oferta digital.

Un ejemplo es Sr. Pago, firma fundada en 2010 por el emprendedor Antonio Flores, la cual, con base en su experiencia tecnológica, busca ser una opción paralela a los bancos y a la vez competir con ellos en el segmento de medios de pago, con la colocación de dispositivos móviles que permitan a las pequeñas y medianas empresas aceptar tarjetas de crédito y débito.

El pequeño empresario descubrió el potencial del mercado electrónico en un momento incipiente para las transacciones electrónicas, gracias a que en 2009 tenía una compañía que operaba como un broker de seguros mediante la cual cobraba las primas de las pólizas en línea, lo que lo llevó más allá y ahora incursiona en un mercado dominado históricamente por los bancos.

¿Qué te llevó a participar en un mercado acaparado por los grandes grupos financieros nacionales y extranjeros?

Nos dimos cuenta de que hay una carencia de oferta, faltan dispositivos en los que la gente use sus tarjetas. Desde 2010 fundamos la compañía con la idea de permitir a las empresas recibir pagos electrónicos desde un portal de internet. Ya tenía experiencia cobrando seguros de la misma manera; probamos durante un año, pero vimos que el comercio electrónico en ese momento estaba muerto y era muy costoso.

Fue así como hicimos una pausa y en 2013 decidimos agregar un dispositivo que sirviera para cobrar por medio de un teléfono inteligente y, por si fuera poco, le agregamos un monedero electrónico para que los comerciantes que no tienen una cuenta depositen ahí sus ventas.

Ahora que el comercio electrónico ya es una realidad de todos los días, ¿cuál es el primer objetivo?

Iniciaremos 2015 con una fuerte campaña comercial para dar a conocer de manera masiva el producto, de forma que aunque nos gustan las cifras de millones, somos un poco conservadores y tenemos el objetivo de colocar alrededor de 120 mil dispositivos móviles que funcionan con una aplicación para celulares inteligentes.

Esta cifra tal vez parezca pequeña, pero representa aproximadamente 18 por ciento de las más o menos 650 mil terminales punto de venta que hay en mercado, según datos del Banco de México; las cuales son insuficientes para atender a los más de 120 millones de tarjetas que circulan en el país.

¿Qué tan grande es el mercado disponible?

Hay diversos estudios que indican que el mercado potencial para este tipo de productos es superior a 5 millones de personas; hablamos de gente en el segmento del subempleo, como profesionistas que trabajan por su cuenta —contadores, médicos, profesores, etcétera— y, por supuesto, un gran número de pequeñas empresas. Todos son candidatos ideales para que usen Sr. Pago.

Los bancos ya se están preparando, ¿cómo ganarles parte de ese mercado?

Definitivamente no tenemos aura de banco, pues son más burocráticos y conseguir un dispositivo móvil con ellos es más complicado, ahí es donde está nuestra oportunidad; tenemos una mayor capacidad de respuesta, respaldada en nuestra tecnología; es verdad que los bancos están haciendo su esfuerzo, pero el tema será quién lo hace mejor.

Por nuestra parte tenemos mucha experiencia en desarrollar interfases gráficas y sistemas muy amigables, de fácil uso e intuitivos, mientras que el de los bancos regularmente es complejo, entonces, lo que tenemos es una experiencia superior en tecnología que hará que nuestro producto venza al de los bancos.

¿Cómo van en la colocación de dispositivos móviles?

Hoy tenemos más o menos 3 mil 500 dispositivos en el mercado y, como te platiqué, buscamos llegar a 120 mil en los siguientes 12 meses; para ello, antes debemos romper algunas barreras, por ejemplo, la gente le teme a la bancarización, es una palabra que no le gusta, por ello no se la mencionamos; además, no confía en las transacciones electrónicas porque tiene miedo a que le roben su información, eso es lo que hacía que el comercio en línea estuviera muerto, ahora hay más confianza, pero debemos seguir incrementándola.

¿Por qué un pequeño negocio debiera aceptar pagos con tarjeta?

Como sabemos, la inseguridad hace inviable usar grandes cantidades de dinero en efectivo; además, los datos que hemos recopilado con base en los clientes que usan el dispositivo, es que todos han incrementado sus ventas o ingresos; en el caso de los profesionistas, en alrededor de 30 por ciento, lo que comprueba que el mexicano quiere usar su tarjeta, pero no lo hace por falta de lugares que acepten pagos electrónicos.

De acuerdo con un estudio elaborado por la consultora Accenture, la entrada al sector financiero de participantes especializados en tecnología provocará que en más o menos seis años el sector bancario mundial pierda, al menos que sepa adaptarse, hasta 30 por ciento de sus ingresos totales.

Ante ese escenario, Bancomer, Banamex, Banco Base, Santander y Banorte han hecho públicas sus intenciones de fortalecer sus áreas de tecnología; la filial del español BBVA, por ejemplo, recientemente anunció la creación de una nueva área, mientras que Banorte destinará un millón de dólares en los próximos 10 años para renovarse en ese aspecto.