Pese a descontento por aumento, no hay propuestas para disminuir IEPS a gasolina

La propuesta de que los impuestos a la gasolina sean reducidos se pondrá sobre la mesa hasta septiembre, cuando Diputados y Senadores discutan el paquete fiscal del próximo año.
La recaudación del impuesto a la gasolina repuntó a máximo histórico el año pasado.
La recaudación del impuesto a la gasolina repuntó a máximo histórico el año pasado. (Omar Franco)

Ciudad de México

A pesar del descontento que provocó el aumento del precio de la gasolina durante julio, diputados y senadores aún no tienen sobre la mesa ninguna iniciativa o propuesta encaminada a disminuir los impuestos que se aplican a los combustibles.

De acuerdo con la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), para este 2016 se estableció que la cuota aplicable a cada litro de gasolina Magna es de 4.16 pesos, para la Premium 3.52 pesos y para el diésel 4.58 pesos; sin embargo estas cuotas pueden ser modificadas o complementadas con estímulos fiscales para cumplir con las metas de recaudación y siempre y cuando los ajustes no eleven los precios más allá del límite máximo establecido por la Secretaría de Hacienda.

Cabe mencionar que el IEPS a las gasolinas es un importante apoyo para los ingresos presupuestarios de las finanzas públicas del país, por lo que un ajuste a este impuesto tendría necesariamente repercusiones en el presupuesto.

En entrevista con MILENIO, la diputada del PAN Gina Andrea Cruz, presidenta de la Comisión de Hacienda, explicó que hasta el momento no hay ninguna iniciativa en la comisión a su cargo que busque la reducción del IEPS a los combustibles.

“Estamos esperando a que llegue el próximo 8 de septiembre la iniciativa que presente el presidente Enrique Peña Nieto, en cuanto a la Ley de Ingresos y la Miscelánea Fiscal, para ver y conocer cuál es la propuesta del próximo año y de ahí partiremos para el análisis y la discusión para definir cuál sería la banda de precios del próximo año y buscar, en el PAN, las iniciativas para disminuir el IEPS”, señaló.

La legisladora dijo que los impuestos que se están pagando en combustibles representan prácticamente el 50 por ciento del costo real de la gasolina, por lo que para disminuir el precio lo único que se puede hacer es reducir su carga tributaria.

“Lo que no puede reducirse es lo que se refiere al costo de la producción, pero lo que sí se puede reducir son los impuestos”, explicó.

La legisladora dijo que cuando llegue en el próximo periodo de sesiones se abrirán mesas de trabajo con los diferentes sectores para conocer propuestas y hacer una análisis a conciencia que les de las herramientas que les ayude a tomar una decisión.

Por su parte, el senador panista Francisco de Paula Búrquez, integrante de la Comisión de Energía, señaló que mientras en Estados Unidos se paga alrededor de 2 pesos de impuestos por litro de combustible, en México la carga tributaria es de casi 6 pesos.

Por lo anterior dijo, “en la discusión de la Ley de Ingresos 2017 habrá que volver a dar la batalla para poner sobre la mesa la posibilidad de que la carga tributaria que se aplica a las gasolinas sea menor”.

Dijo que la propuesta por la que se debe pelear es “que el impuesto a la gasolina esté en sintonía con (Estados Unidos) el país con el cual comerciamos y competimos, pero que además tiene una población con mejores ingresos, y que está pagando en promedio 2 pesos por litro de gasolina. Eso es lo que tendríamos que estar pagando en México y no más, y no los 6 pesos que actualmente estamos pagando”.

Aún con el incremento de este julio –Magna pasó de 13.16 a 13. 40 pesos; Premium subió de 14.03 a 14.37 pesos por litro–, los precios de los combustibles siguen dentro de los parámetros establecidos desde finales de 2015 que son: Magna de 13.16 a 13.98 pesos; Premium de 13.95 a 14.81 pesos y el diésel de 13.77 a 14.63 pesos.