Se prevé aumento a gasolinas antes de lo esperado: Finamex

La gasolina Magna, que en junio se vende en 13.09 pesos por litro, alcanzará 13.98 pesos el próximo agosto, para mantenerse en ese precio el resto del año.
La Premium en agosto alcanzará el tope de 14.81 pesos.
La Premium en agosto alcanzará el tope de 14.81 pesos. (Jorge Carballo)

México

La reciente alza del tipo de cambio y el repunte en la cotización del petróleo aumentarán en agosto —un mes antes de lo esperado— el precio de la gasolina, hasta alcanzar el tope de la banda de máximos y mínimos que aprobó el Congreso de la Unión, de acuerdo con un análisis de Guillermo Aboumrad, director de estrategias de mercado de Finamex Casa de Bolsa.

De esa forma, la gasolina Magna, que en junio se vende en 13.09 pesos por litro, alcanzará 13.98 pesos el próximo agosto, para mantenerse en ese precio el resto del año.

En el caso de la gasolina Premium, en junio se vende en 14.03 pesos por litro y en agosto alcanzará el tope establecido de 14.81 pesos, según el cálculo de Finamex al utilizar la fórmula que estableció la Secretaría de Hacienda.

Con dicha fórmula, el precio real del combustible supera el máximo establecido por el Congreso, por esa razón Hacienda tiene que absorber el margen, lo que reduce la captación del impuesto especial sobre producción y servicios, según Finamex.

De acuerdo con información de Hacienda, la captación de ese impuesto compensa la reducción de los ingresos petroleros por el entorno de precios bajos internacionales. En el periodo enero-abril de este año, el gobierno logró recaudar 89 mil 791 millones de pesos por el IEPS a la gasolina, un aumento en términos anuales de 11.2 por ciento.

Esa recaudación logró compensar la caída de 6.6 por ciento anual de los ingresos petroleros que el gobierno reportó en los primeros cuatro meses del año, pérdida que ascendió a 9 mil 547 millones de pesos respecto al mismo periodo de 2015.

“De acuerdo con la información de los futuros de los precios de la gasolina en Estados Unidos y nuestros estimados de tipo de cambio, el precio del combustible quedaría topado en el límite superior de la banda por lo que resta del año”, señaló Aboumbrad en su informe.

“Sin embargo, una vez que el precio sea libremente determinado en el mercado, hacia 2018, la expectativa es que para entonces se haya eliminado el exceso de oferta del mercado petrolero y la tendencia de los precios sería al alza”, agregó.

Finamex indicó que con el tipo de cambio en 18.40 pesos por dólar y la cotización internacional del petróleo acercándose a 50 dólares por barril —la mezcla mexicana ronda los 40 dólares por tonel— presionarán el precio de los combustibles en el país, “deteriorando los riesgos para la inflación”, al generar un impacto de 0.3 por ciento.

“Por lo que esperamos una respuesta de política monetaria tan pronto como en la próxima reunión el 30 de junio”, señaló Finamex en su reporte.

Esta casa de bolsa anticipa un aumento de al menos 0.25 puntos porcentuales en la tasa de referencia del Banco de México, por lo que alcanzaría el 4 por ciento, “independientemente de lo que haga la Fed”.

“Nos ha llamado la atención que el Banco de México no haya incorporado el cambio de tendencia de los precios en dólares de los commodities en su balance de riesgos de la inflación y se haya limitado a incorporar la depreciación del peso mexicano”, indicó Finamex en su análisis.

Se espera que el Banco de México sincronice su alza de tasas con el posible aumento de la Reserva Federal de Estados Unidos para evitar una fuga de capital en valores gubernamentales, además de contener un repunte inflacionario por el aumento en la paridad cambiaria peso-dólar.