• Regístrate
Estás leyendo: Asia-Pacífico, vulnerable a los ataques cibernéticos
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 09:37 Hoy

Asia-Pacífico, vulnerable a los ataques cibernéticos

En Japón puede haber un impacto negativo en los servicios y la vida de las personas quedará expuesta a los amagos maliciosos.

Publicidad
Publicidad

Una brecha de vulnerabilidad cibernética que aumenta rápidamente entre los países más y menos dependientes de internet en la región Asia-Pacífico amenaza con alentar los ataques en línea sobre infraestructura crítica, advierte un informe.

El documento del panorama de defensa, que la consultora Deloitte va a publicar el miércoles, coincide con un tono de creciente cautela sobre el internet de las cosas, los proyectos de tecnología que buscan construir una mayor conectividad de la red en los artículos y servicios cotidianos, pero que dejaría a muchos usuarios y sistemas expuestos a ataques cada vez más dañinos.

En un informe sobre la vulnerabilidad del país, que se publicó en septiembre pasado, el Centro Nacional para Preparación contra Incidentes de Japón advirtió que la actividad de ataques maliciosos causaría un “gran impacto” en una amplia gama de objetos y servicios, y advirtió que “la vida de las personas quedará expuesta a amenazas más grandes de ataques cibernéticos”.

Los países que identificó Deloitte en su informe como los que tienen el mayor riesgo de un ataque cibernético son Corea del Sur, Japón, Singapur, Australia y Nueva Zelanda. Cuando se mide la vulnerabilidad de estos “cyber five” (cinco cibernéticos) con el índice creado por los analistas de Deloitte, los autores del informe calculan que son mucho más vulnerables que las 13 naciones que les siguen en la lista. Los países en el extremo opuesto de la escala, con una menor proporción de infraestructura y sistemas de gobierno conectados a internet, son China y la India.

El informe se produce cuando asesores de las autoridades japonesas sobre seguridad cibernética dijeron a Financial Times que los ataques en áreas sensibles del gobierno se vuelven cada vez más sofisticados. Por ejemplo, los robos masivos de datos de los sistemas de tarjetas de lealtad de las tiendas se utilizaron para ayudar a los hackers a descifrar las contraseñas de las cuentas de correo electrónico de funcionarios japoneses.

El panorama de defensa 2016 para la región Asia-Pacífico de Deloitte sostiene que la brecha de vulnerabilidad significa que las represalias no serán efectivas para las economías más avanzadas, y que países como Japón y Corea del Sur pueden tener que considerar “amenazas desproporcionadas o venganzas impredecibles... incluidas respuestas fuera del ciberespacio”.

El informe que no toma en cuenta los niveles de seguridad de cada país, construye un índice de vulnerabilidad cibernética con base en la cantidad de dependencia que tiene cada economía en las interacciones basadas en internet, con base en factores que incluyen el número de suscriptores a teléfonos móviles, el número de servidores de internet seguros, la prevalencia de la banda ancha y el nivel de uso de la red internacional.

“Lo que el informe destaca es lo asimétrico que se han vuelto tanto las amenazas como las vulnerabilidades en una guerra cibernética. Los gobiernos y planificadores militares deben reconocer que las respuestas proporcionales a los ataques cibernéticos simplemente demuestran ser poco efectivos, tanto como medida de disuasión como de defensa”, dijo Jack Midgley, uno de los autores del informe.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.