Tras caso argentino, recomienda el FMI revisar bonos soberanos

El organismo multinacional difundió nuevos lineamientos para la emisión de deuda y la negociación con acreedores.
Oficinas del fondo, en Washington.
Oficinas del fondo, en Washington. (Tim Sloan/AFP)

Estados Unidos

El Fondo Monetario Internacional recomendó cambios sustanciales en la forma como los gobiernos redactan sus bonos, después de que la prolongada pelea entre Argentina y sus “inversionistas no aceptantes” (holdouts) aumentó el temor sobre la viabilidad de las reestructuraciones de deuda en el futuro.

En julio, Argentina entró nuevamente en incumplimiento de pagos después de que un juez de Nueva York dictaminó que su gobierno no podía pagarle a los inversionistas que habían aceptado un canje de deuda después del default en 2001, a menos que también les pagara a los “acreedores no aceptantes”.

En un informe publicado ayer, el FMI advirtió que la decisión del tribunal de EU podría hacer que las reestructuraciones de deudas fueran más complicadas en el futuro. El fondo ha emitido dos importantes recomendaciones dirigidas a cambiar las cláusulas dentro de los contratos de los bonos, una medida que también es apoyada por las instituciones financieras.

El primer cambio propuesto por el FMI es la modificación de la cláusula del trato equitativo “pari passu” utilizada por los fondos de cobertura de Estados Unidos para exigir el reembolso total de los bonos argentinos. El Fondo apoya el cambio de esta cláusula que excluye de manera explícita la obligación de pagar a los inversionistas no aceptantes.

En segundo lugar, el FMI recomienda incluir una cláusula sobre una decisión que se tome por una mayoría de 75% de los acreedores si el país entra en default y trata de reestructurar su deuda.

Expertos en deuda soberana dicen que les sorprende que el FMI no haya respaldado la propuesta de la creación de comités de acreedores tenedores de bonos soberanos para llegar a un acuerdo.

El artículo del FMI también se abstuvo de respaldar un tribunal internacional de bancarrota soberana, un plan que el Fondo había apoyado hace una década.

539 mdd

Pago de la deuda argentina congelada por EU