SCT analiza asociar a IP en instalación de arcos de pesaje

La dependencia espera comenzar con la instalación de arcos de pesaje dinámicos, a principios de 2017, pero por el momento solo se tiene un prototipo. La meta es tener al menos 30.

Ciudad de México

La Dirección General de Autotransporte Federal analiza con la Secretaría de Hacienda un esquema de asociación público privada para la instalación de arcos de pesaje dinámicos de medición que ayuden a vigilar el cumplimiento de la norma de pesos y dimensiones de los vehículos de carga en las carreteras.

 Adrián del Mazo Maza, titular de dicha dirección de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, dijo que a principios de 2017 se espera comenzar con la instalación de arcos de pesaje dinámicos, por el momento solo se tiene un prototipo, pero la meta es tener al menos 30.

TE RECOMENDAMOS: Dobles remolques operarán con limitantes de velocidad

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Transporte en estudios de campo se ha encontrado un exceso de carga de más de 30 por ciento del límite permitido en los vehículos de articulación sencilla y doble, lo cual es un riesgo para la seguridad vial.

Tras el foro sobre pesos y dimensiones de las configuraciones vehiculares que transitan en las vías federales de comunicación, que organizó el Senado de la República el pasado 26 de octubre, se acordó fortalecer los esquemas de control, supervisión y vigilancia mediante la inclusión de sistemas innovadores para aumentar la seguridad vial en las carreteras.

Con la instalación de los arcos de pesaje dinámicos en los principales ejes carreteros se estima que se verificará el peso y las dimensiones de los vehículos de autotransporte federal, así como la velocidad a la que circulan, de manera automatizada, por lo que al detectar una infracción se generará automáticamente la sanción.

Del Mazo comentó en entrevista que para invertir en los arcos de pesaje dinámicos se debe trabajar en adecuaciones presupuestales para contar con los recursos o bien también analizan reuniones con los concesionarios de las carreteras federales, para saber si ellos pueden apartar para esa tecnología.

Otra recomendación observada por el Senado fue la videovigilancia en carreteras; es decir, identificar mediante cámaras y medidores de velocidad a los conductores que excedan la velocidad máxima permitida, y que sean sancionados automáticamente con infracciones que llegarán a sus domicilios.

MCM