Bajan ventas de árboles de Navidad este año

Los vendedores aseguran que hay poca afluencia de compradores puesto que los precios van de los 330 a los mil 500 pesos.
Algunas familias prefirieron ir temprano para alcanzar los mejores árboles.
Locatarios de mercados afirman que apenas han vendido la mitad de su mercancía. (Marilú Oviedo)

México

A pesar de que faltan pocos días para celebrarse la Nochebuena, las ventas de árboles de Navidad son inferiores a las registradas en años pasados, cuando las personas “abarrotaban” los mercados populares, señalaron los locatarios.

En un recorrido por mercados tradicionales de venta de árboles y artículos navideños, como el de Río Blanco, en la colonia Industrial, y el de Jamaica, se observó que los comerciantes de árboles navideños se quejan de que las ventas "están muy flojas".

Explican que los compradores no quieren pagar más de 500 pesos por un árbol grande natural, cuando lo precios van desde los 300 -los de un metro o menos- hasta mil 200 o mil 500 pesos, "porque son importados de Canadá".

Miguel Olvera, locatario del Mercado de Río Blanco, dijo que comparado con años anteriores hay menos afluencia de clientes "y la mayoría de los que viene no trae mucho dinero para comprar y anda regateando".

No obstante, el comerciante confió en que en los próximos días mejore paulatinamente la venta, ante las compras de última hora.

A su vez, Rosa Dueñas, vendedora del mercado de la Industrial, expuso que los festejos del 16 de septiembre "marcan" la tendencia de las siguientes fechas de festejo "y este año, desde las fiestas de Independencia, la gente anda muy desanimada y con poco dinero".

En tanto, Rocío Espinosa, locataria del mercado de Jamaica y quien vende árboles navideños desde hace 30 años en este lugar, aseguró que año con año las personas que siguen las tradiciones son cada vez menos.

Comentó que comparado con otros años, “a estas fechas ya tenía vendido tres cuartas partes de la mercancía, y ahora tengo mucho más de la mitad”.

Respecto a la flores de nochebuena, Carlos Martínez, quien las comercializa en ese mismo mercado desde la generación de su padre, indicó que los precios van desde los 15 hasta los 300 pesos cuando se trata de arreglos grandes.

Sostiene que la venta "está más o menos", pero que seguramente mejorará cuando las personas acudan a hacer "sus compras de pánico".