Apple busca enfrentarse a los críticos de su Watch

La firma de la manzana se niega a revelar las ventas de su reloj "inteligente"; sin embargo, analistas creen que llegan a 5 mil mdd.
Para los especialistas, las ventas del Watch se quedan cortas en comparación con las del iPhone.
Para los especialistas, las ventas del Watch se quedan cortas en comparación con las del iPhone. (Shutterstock)

San Francisco

Pocos productos Apple polarizan tanto como el Watch. Incluso antes de su presentación en septiembre de 2014, dividió a los consumidores, inversionistas y expertos en tecnología por igual.

Para algunos, tuvo éxito en lo que otros relojes inteligentes fracasaron, seducir a los consumidores con un diseño elegante y plantear una amenaza para los relojeros suizos. Mientras otros afirman que esta cosa tosca nunca estuvo a la altura su cartel fashionista, no logró crear la promesa de una nueva plataforma de aplicaciones y apenas se registra en términos financieros al lado del iPhone.

Enredado con las dos perspectivas existe la duda de si Apple todavía puede innovar o si encontrará otro producto exitoso tan rentable como su smartphone. La negativa de compañía para revelar las cifras de ventas del Watch solo aumentaron el argumento.

Apple finalmente tomó los primeros pasos para dar a conocer el desempeño del Watch al indicar que las ventas totales de sus productos wearable  superaron 5 mil millones de dólares (mdd) en los últimos 12 meses.

Tim Cook, director ejecutivo de Apple, dijo a los analistas en una conferencia de resultados que los ingresos de los “productos wearable ”, incluyendo el Apple Watch y sus audífonos Beats y AirPods “en los últimos cuatro trimestres fueron del tamaño de una compañía de Fortune 500”.

La tienda minorista de descuento Burlington Stores, el miembro de menor rango de Fortune 500 por ingresos, registró 5 mil 600 mdd en ventas para el último año fiscal, de acuerdo con los documentos regulatorios, dándole a los analistas al menos una pista de la cifra que tenía Cook en su mente.

Los ingresos del Watch se incluyeron en la categoría de “otros productos” de Apple, con el descenso de iPod, el decodificador Apple Tv y varios accesorios, donde las ventas del trimestre de marzo subieron 31 por ciento año con año a 2 mil 900 mdd. Eso está muy por debajo de las ventas del iPhone de 33 mil 200 mdd en el mismo periodo. Ese rubro también incluye los nuevos AirPods inalámbricos, que salieron a la venta en diciembre y la demanda superó “significativamente” la oferta.

Cook agregó más tarde que su operación de wearable s “bien podría estar en el Fortune 500”, los analistas asumieron que la división factura cerca de 6 mil mdd al año, incluyendo las ventas del Watch de más de 3 millones de unidades solo en el último trimestre.

Gene Munster, ex analista de Apple y actualmente inversor de tecnología en Loup Ventures, estima que del total de 6 mil mdd, de los cuales cerca de 4 mil 700 mdd provinieron del Watch. “Es un buen recordatorio que esto es un verdadero negocio”, dice. “Cook trata de decir, ‘no desestimen al Watch’. De manera más general, también presenta la idea de los AirPods como wearable s mientras la mayoría de la gente los considera como un simple accesorio”.

Después de que las ventas del Watch “casi se duplicaron” en una base interanual, el jefe de Apple cantó victoria rápidamente. “Es bastante rápido para llegar tan lejos”, dijo. “No podríamos estar más satisfechos con eso”.

Competencia

Qué tan satisfechos están los analistas de Apple depende de con qué decidan comparar esa cifra de 6 mil mdd. Su rival más cercano en tecnología wearable  es Fitbit, que lidera desde hace mucho tiempo el mercado de monitores de condición física con las bandas para la muñeca que cuestan entre 60 y 250 dólares.

Fitbit, con sede en San Francisco, que se fundó en 2007, reportó ingresos anuales el año pasado de 2 mil 200 mdd, tal vez un tercio del total de Apple y actualmente recorta personal después de que sus ventas cayeron en los últimos trimestres.

Incluyendo los audífonos, la operación de wearable s de Apple se acerca al tamaño de otro disruptor de relojes de pulsera: Swatch Group. El dueño suizo de 18 marcas de relojes, incluyendo Omega y Longines, al igual que la popular marca que lleva su nombre, tuvo ventas netas de 7 mil 600 mdd el año pasado. Apple Watch probablemente también superó al rival estadunidense de Swatch, Fossil Group, que registró ingresos por 3 mil mdd en 2016.

Sin embargo, es difícil presentar un argumento de que Watch es un éxito total. “Un negocio de 6 mil mdd es bastante grande, pero cuando lo pones en el contexto de la base instalada del iPhone, para los estándares de Apple sin duda se queda corto ante las expectativas iniciales”, dice Geoff Blaber, analista de CCS Insight. Las ventas año con año cayeron por varios meses durante 2016, según IDC, la firma de investigación de mercados.

Después de que el año pasado se abandonó el modelo de oro sólido con un costo superior a 10 mil dólares al mismo tiempo que el precio inicial se redujo a menos de 200 dólares, Apple tal vez sacrificó rentabilidad por escala.

Aún así, las cifras totales de usuarios sufre para captar la atención de los desarrolladores de aplicaciones. Esta semana se supo que Amazon, Google Maps e eBay calladamente retiraron su apoyo a sus aplicaciones para el Watch. “Lentamente gana adeptos”, dice Munster. “Pero no hasta el punto de arrasar”.

A pesar de que los ingresos del Watch están muy lejos de los del iPhone, una “constelación” de dispositivos wearable  puede significar que algún día el Watch se vuelva menos importante. El Watch y los AirPods ya funcionan juntos inalámbricamente, de esta manera los usuarios pueden controlar la música de sus audífonos desde su muñeca o responder una llamada sin tener que tocar su iPhone.

Tal vez algo más importante que el desempeño histórico del Watch es la señal que da Apple de que mantiene su compromiso con la categoría de wearables, a pesar de sus desafíos. “Ya es un gran negocio y creemos que con el tiempo será aún más grande”, dijo Cook. “¿Hacia dónde va? No quiero comentar sobre eso, pero tenemos un canal de proyectos muy grande aquí”.

Hay pistas sobre lo que esos proyectos pueden incluir, a medida que los ingenieros de Apple refinan la tecnología de miniaturización y diseñan chips de silicio que alimentan su creciente colección de accesorios inalámbricos.

Divide

El lanzamiento de su Watch en 2014 generó críticas opuestas entre consumidores, inversionistas y en expertos en materia tecnológica.

Presume

Tim Cook afirma que los wearable  de Apple, incluido su reloj, son del tamaño de una compañía de Fortune 500.

Debate

Para los especialistas, las ventas del Watch son grandes, pero se quedan cortas en comparación con las del iPhone.