En solo 15 años dominará la energía renovable: AIE

India y otros países aún arman centrales eléctricas para ser operadas con carbón.
Parque solar en los Alpes franceses.
Parque solar en los Alpes franceses. (Jean-Paul Pelissier/Reuters)

Londres

En solo 15 años la eólica, la solar y otros tipos de energía renovable superarán al carbón para convertirse en la fuente principal de electricidad en el mundo, si los países cumplen con los compromisos para un acuerdo mundial sobre el cambio climático en este año.

El sorprendente descubrimiento de la Agencia Internacional de Energía (AIE) muestra que la energía renovable aumentará de ser responsable de solo poco más de una quinta parte de la generación de energía mundial en la actualidad a cerca de una tercera parte para 2030, una participación más grande que el carbón, el gas o las plantas nucleares.

El hallazgo sugiere que las empresas de energía cometen un “enorme error fatal” si asumen que la acción climática no va a afectar a sus empresas, dijo Faith Birol, jefe de economía de la AIE.

“Eso sería como asumir que las tasas de interés se mantendrán igual durante los próximos 25 años”, dijo Birol a Financial Times. “Es el mismo tipo de miopía”.

Por primera vez en unas negociaciones sobre el clima de las Naciones Unidas casi todos los países se comprometieron a limitar sus emisiones de gas de efecto invernadero como parte de un acuerdo mundial que debe firmarse en diciembre en París.

Las medidas que dieron a conocer decenas de naciones deben reducir drásticamente el uso de combustibles fósiles, especialmente el carbón, en Estados Unidos, la Unión Europea y en otros países, dijo la AIE en el informe que eligió el momento para influir en las negociaciones para el acuerdo de París.

Pero la agencia advirtió que los programas que ya se lanzaron hasta el momento no serán suficientes para frenar el calentamiento global promedio de las temperaturas de más de 2 grados centígrados desde la época preindustrial, un límite que los países acordaron no debe superarse porque provocará un peligroso cambio climático. Esto significa que los gobiernos deben asegurarse de que cualquier acuerdo que se logre en París requiere que los países revisen y aumenten sus objetivos de emisiones cada cinco años, dijo la AIE.

Las emisiones de dióxido de carbón que se relacionan con la energía se mantuvieron igual en 2014 a pesar del crecimiento de la economía mundial. Esto generó la especulación de que finalmente se rompe el vínculo histórico entre crecimiento económico y el aumento de las emisiones.

Pero Birol dijo que no hay ninguna garantía de que los niveles de contaminación de carbono se queden igual, en parte porque India y otros países todavía construyen centrales de electricidad ineficientes que se abastecen de carbón. Este tipo de plantas deben prohibirse, dijo la AIE, los gases de efecto invernadero en el mundo deben llegar a un punto máximo en 2020 si se quiere frenar el cambio climático.

Los líderes del Grupo de los Siete apoyaron la semana pasada la meta de reducir de manera gradual las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050.