“En tres años Pemex ya no tendrá pérdidas”

El director de Finanzas de la petrolera asegura que se han celebrado reuniones con casi un centenar de empresas para trabajar en conjunto.
“Las condiciones están dadas para revertir números negativos y generar utilidades”.
“Las condiciones están dadas para revertir números negativos y generar utilidades”. (Jesús Quintanar)

México

Será hasta dentro de dos o tres años cuando Petróleos Mexicanos (Pemex) deje de reportar pérdidas financieras, producto del fortalecimiento que le dará la reforma energética mediante un nuevo régimen fiscal y las asociaciones que podrá realizar con empresas privadas.

En entrevista con MILENIO, Mario Beauregard, director de Finanzas de Pemex, aseguró que las condiciones ya están dadas para que la empresa revierta los números negativos y genere utilidades.

Y es que en los últimos seis años —a excepción de 2012— han imperado cuantiosas pérdidas, pues de 2008 a 2013 suman más de 516 mil 400 millones de pesos, según lo reportado por la empresa en esos años.

¿En cuánto tiempo se prevé ya no tener pérdidas?

En los próximos dos o tres años se podrá ver un resultado positivo y material en las utilidades de Pemex, porque la reforma va ha permitir a la empresa algo que hasta antes de su aprobación no podíamos, que es asociarnos; cuando fue monopolio tenía que invertir en todas las actividades de la cadena de valor, aunque no fuera eficiente.

Se nos abren las posibilidades de atraer socios que tengan nuevas tecnologías, capital y que hagan coinversiones con nosotros; eso, obviamente, va a liberar capacidad tanto operativa como financiera para poder invertir en los proyectos más rentables.

¿Qué es lo más importante de las asociaciones?

Si Pemex hubiera podido, no hubiera invertido quizá en muchos proyectos petroquímicos y todo lo hubiera destinado a exploración y a producción, que es la actividad más rentable que tenemos. Podemos sacar un barril de petróleo a 20 o 25 dólares en costo total y venderlo en 95, el margen que eso tiene es elevadísimo, por eso Pemex Exploración y Producción ha sido una de las subsidiarias que más utilidades ha generado. Sin embargo las otras, Refinación y Petroquímica, son subsidiarias en las que tenemos problemas técnicos, no hemos podido invertir lo suficiente y obviamente nuestras plantas se han hecho viejas, ahí es donde tenemos que concentrar esfuerzos para atraer a otros inversionistas.

¿Cómo evaluarán a las empresas interesadas en asociarse en exploración?

Nos hemos entrevistado con casi un centenar de empresas, desde las más grandes petroleras del mundo, nombres de todos conocidos, hasta pequeñas y medianas dedicadas a explorar campos.El análisis es en dos partes, hay una evaluación operativa-técnica y otra de la capacidad financiera; muchas están avaladas por agencias calificadoras, como Moody’s, Standard and Poor’s y Fitch Ratings, porque son empresas que emiten deuda y, por lo tanto, ya cuentan con una calificación.

Estos son los tipos de indicadores que nos van a ayudar a verificar que la solvencia financiera de las empresas con las que nos vamos a asociar sea la adecuada.

¿Cómo va a ser la reestructura financiera de Pemex, según lo dispuesto en la reforma?

Los cambios que se aprobaron por el Congreso y que fueron promulgados por el Presidente implican un cambio muy positivo que se va ir dando poco a poco.

De los ingresos federales, 34 por ciento se explica por Pemex, si nosotros recortáramos de un día para otro esta contribución, pues obviamente el gobierno y todo el país estaríamos en grandes problemas, porque cómo sostendrías las finanzas públicas, no habría forma, se tendría que cobrar más impuestos o bajar el gasto en otras actividades.

Pero durante ese periodo vamos a ir viendo como Pemex se queda con partes mayores de sus utilidades en lugar de pagarlos al gobierno por impuestos; el secretario de Hacienda ya ha hablado de 90 mil millones de pesos de ahorro para nosotros en los próximos cinco años.

¿Qué más van a llevar en este proceso?

Otro factor que fue aprobado y que es un tema en el que nos vamos a abocar el próximo año va a ser precisamente el régimen de pensiones; tratar de modificarlo de un esquema de beneficio definido a uno de contribución definida, que es el que conocemos como cuentas individuales, donde el trabajador aporta cada quincena una parte de sueldo para generar ese fondo de pensiones para su retiro.

La oferta que se le hace a la empresa es inmejorable, el gobierno aporta un peso por cada peso de ahorro que logremos negociar con el sindicato, es uno de los retos y tenemos un año para sentarnos con el sindicato para hacerlo.

¿Ya empezaron con las negociaciones?

Ya se iniciaron algunas pláticas. Quisiera mencionar que hay tres segmentos que es muy importante definirlos y trabajar con ellos, primero, a las personas que ya se jubilaron se les deben respetar sus derechos laborales, no se puede hacer ya ningún cambio; luego tenemos a las personas que a partir de cierta fecha entraron a trabajar a Pemex, para esas aplica el nuevo régimen de pensiones de cuentas individuales.

Pero tenemos a la población activa y ese es el reto más importante, activas hay 125 mil personas, por lo que tenemos que trabajar para ver cuántas se cambian y cuántas se mantienen. m