Este año, “a consolidar” esfuerzo modernizador

La Concamin pronostica un crecimiento económico de 3.7 por ciento y la generación de 570 mil plazas de trabajo formales.
Puede ayudar mucho el oportuno ejercicio del gasto.
Puede ayudar mucho el oportuno ejercicio del gasto. (René Soto/Archivo)

México

Empresarios industriales proyectan que en 2014 la economía mexicana crecerá alrededor de 3.7 por ciento, se generarán unos 570 mil empleos formales y la inflación cerrará en 3.9 por ciento, aunque en este último caso con un repunte al inicio del año por las disposiciones fiscales.

En su reporte, Pulso Industrial, la Concamin señala: “Este año debemos consolidar el esfuerzo modernizador iniciado con la aprobación de las reformas estructurales y colocar la recuperación de la economía y el fortalecimiento del aparato productivo como asuntos prioritarios para el desarrollo del país”.

La Confederación de Cámaras Industriales advierte que el impacto de las nuevas disposiciones fiscales sobre el gasto privado puede retardar la reactivación económica e influir sobre las decisiones de compra de consumidores y empresas, lo que afectará el comportamiento de la economía, a menos que el oportuno ejercicio del gasto público compense el ajuste esperado.

Entre estas disposiciones están el aumento de 11 a 16 por ciento del IVA en zonas fronterizas, a los impuestos aplicables a bebidas azucaradas, los aumentos a gasolinas y diésel, así como la eliminación de regímenes especiales para empresas, como el esquema de consolidación y la depreciación acelerada para nuevas inversiones, entre otros.

En cuanto al sector industrial en específico, estima que éste recuperará su tendencia ascendente para cerrar el año con un incremento en su producción de 3.9 por ciento en términos reales, apoyado fundamentalmente en la reanimación esperada del sector construcción y el avance del sector exportador.

La Concamin dijo que aunque persisten riesgos externos para la economía, la industria manufacturera, principal componente de la actividad industrial mexicana, cerrará 2014 con un incremento de 4.4 por ciento en su nivel de producción.

Agregó que el aumento en los pedidos procedentes de Estados Unidos y una eventual reactivación del mercado interno pueden impulsar un avance mayor, siempre y cuando sean acompañados por la definición e instrumentación oportuna de la política industrial que definirá el rumbo de la modernización del sector fabril mexicano.

Para consolidar ese escenario se requiere la inmediata reglamentación de las reformas estructurales aprobadas en 2013, en el ámbito energético, telecomunicaciones, entre otros, así como trabajar en el combate a la informalidad y la oportuna ejecución del gasto de inversión gubernamental.

El organismo industrial advierte que aunque la economía nacional no estará exenta de riesgos, dispone de un blindaje macroeconómico adecuado para hacer frente a posibles dificultades.