Grandes empresas preparan amparos contra reforma fiscal

Este jueves interpondrán los recursos contra tres disposiciones fiscales: la deducibilidad parcial en previsión social, el IEPS y la obligatoriedad de la contabilidad-nómina electrónica.

Monterrey

Pese a que existe incertidumbre y miedo de que pueda desatarse una “cacería de brujas” contra aquellas empresas que opten por ampararse contra la reforma fiscal, los despachos de abogados fiscalistas de la localidad reportan que las compañías se preparan para presentar este jueves amparos contra tres disposiciones fiscales: la deducibilidad parcial en previsión social, el IEPS y la obligatoriedad de la contabilidad-nómina electrónica, además de otros gravámenes.

Considerada por especialistas fiscales como una de las reformas más agresivas de los últimos años, los abogados consultados prevén que para darse una resolución definitiva llevará de un año y medio a dos y estiman que tienen entre un 75 a 80 por ciento de ganar los amparos, sobre todo en los puntos de deducibilidad parcial en previsión social y la contabilidad-nómina electrónica.

Octavio Gaona, del área fiscal-legal del despacho Pérez Góngora y Asociados, dijo que ellos estarían interponiendo este jueves 13 de febrero entre 150 a 200 amparos.

Mientras que la Cámara de la Industria de Transformación Industrial de Nuevo León (Caintra) aún está evaluando, hasta el momento sólo unas cuatro o cinco empresas están listas para promover amparos. Son firmas del sector minero, telecomunicaciones, bebidas y alimentos.

La inquietud se está dando más a nivel de grandes empresas, más que las pequeñas y medianas empresas, dijo Carlos Saucedo, director jurídico de la agrupación empresarial.

El director jurídico de Caintra mencionó que el día recomendable para presentar los amparos es el jueves 13 de febrero, otro día puede ser el lunes 17 de febrero, o bien, una vez que se presenten los pagos provisionales ya sean mensuales, semestrales y anuales, son otros de los momentos apropiados para presentar amparos, añadió el especialista.

Gaona explicó que los amparos que se presentarán van bajo el argumento de la proporcionalidad, por el hecho de que no se estén reconociendo los gastos estructurales de las empresas, por lo que se les obliga a pagar un impuesto mayor a su capacidad económica, así como el concepto de no regresividad; también se aborda el tema de seguridad jurídica, dado que las reglas del juego hoy en día no son claras.

Apuntó que se deja al contribuyente en la total incertidumbre de cómo va a tributar, una situación insana para que operen los negocios.

El especialista del despacho Pérez Góngora y Asociados dijo que a los clubes deportivos los integraron como personas morales para el pago del ISR, dándoles un tratamiento de empresa, cuando ellos no buscan un fin de lucro; este punto es uno de los que puede ganarse fácilmente.

Señaló que son bastantes las empresas que se ampararán, “hay de todo, empresas de alimentos, club deportivos, gasolineras, servicios, hasta escuelas; esta es una reforma muy amplia y donde son afectados varios sectores”, indicó Gaona.