Otorgan amparo en materia fiscal; contemplan más sentencias a favor

La medida abre la puerta para que las empresas libren batalla contra la limitante de deducibilidad de las cuotas obrero-patronales.
La capacitación de obreros abarcará hasta el idioma inglés.
El amparo se brindó para que se permita la deducción de la totalidad de los pagos que se consideren en previsión social del trabajador. (JOSÉ LUIS TAPIA)

Monterrey

La resolución del primer amparo en materia fiscal abre la puerta para que cientos de empresas más libren la batalla contra la limitante de deducibilidad de las cuotas obrero-patronales.

Y es que a más de tres meses de haber entrado en vigor las nuevas disposiciones fiscales, el pasado 25 de marzo, el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa del Primer Circuito determinó una sentencia a favor de la empresa Teradata Solutions México, S de RL de CV.  

De acuerdo con informes del despacho Firma Jurídica y Fiscal, la resolución del expediente 80/2014, que resolvió como violatorio la no deducción de las cuotas para los trabajadores, es sólo el inicio de los miles de amparos que cuentan con el mismo argumento.

“Estamos esperando que los jueces de Nuevo León por ahí se vayan, no pueden sacarle la vuelta a esa jurisprudencia, por lo que tenemos bastante fe en que todos se van a ir por ahí”, aseguró.

El amparo, comentó el abogado Samuel García Sepúlveda, se brindó para efecto de que se permita la deducción de la totalidad de los pagos que se consideren en previsión social del trabajador.

“Sí fueron muy rápido, pero no es de extrañarnos porque la Ley de Amparo marca que se deben de resolver en 30 días hábiles”, detalló el fiscalista.

El expediente fue avalado por la jueza Paula María García Villegas Sánchez Cordero, quien consideró una jurisprudencia o dictamen de 2011 donde se expone que las deducciones relacionadas con los empleados jamás deben ser limitadas o restringidas.

“Esa jueza es reconocida por ser muy estricta, porque acata la ley tal cual como está. En mi opinión, como era evidente que se iba a ganar el amparo en el tema de las deducciones, esta jueza no batalló, aplicó la jurisprudencia de la Corte con la que nosotros asegurábamos a los clientes que se iba a ganar, y así fue”, explicó.

Anteriormente la ley permitía deducir a las empresas las cuotas obrero-patronales que se pagan al Instituto Mexicano del Seguro Social y al Infonavit, señaló, por lo cual era “ridículo” que un gasto hecho por la empresa para seguridad y vivienda no fuera deducible para las compañías.

“La otra fue que todos aquellos ingresos que se les da a los empleados, premios por puntualidad, despensa, alimentos, horas extras, eso estaba perfectamente deducible con el Gobierno anterior;  entra este Gobierno y dice que sólo serán reducibles al 47 o 53 por ciento, es decir, la mitad; esos dos argumentos estábamos seguros que se iban a ganar”, manifestó.