Impulsadas por la Amipe, inversiones por 4 mil mdd

Pese a recortes, habrá más inyección para Pemex: Erik Legorreta.
La asociación pronosticó buenos resultados de la Ronda 1, y con ello la reactivación de las inversiones.
La asociación pronosticó buenos resultados de la Ronda 1, y con ello la reactivación de las inversiones. (Raúl Palacios)

México

Luego del difícil periodo para la industria energética causado por la caída en los precios del crudo, este año la Asociación Mexicana de la Industria del Petróleo (Amipe) ha impulsado inversiones por 4 mil millones de dólares.

El presidente de la Amipe, Erik Legorreta, señaló que hay muchas inversiones que se están reactivando, algunas en terminales de almacenamiento —que están en los puntos finales de la negociación— y otras en ductos —de cogeneración y en procesos intermedios con Pemex.

Se espera que una vez que Pemex termine de sanear sus finanzas, las inversiones que se han estacado comiencen a tomar mayor dinamismo.

“Si no es así, como empresarios tenemos que empujar porque se logre y se concreten las inversiones; hoy en día está abierto, entonces sería muy negativo decir que solo es una responsabilidad del gobierno, creo que tenemos que jugar un papel con mayor responsabilidad para destrabar esas inversiones”, comentó.

El año pasado, la Amipe pronosticó que con los buenos resultados de la Ronda 1, específicamente de la 1.4, de Trion (farm-out de Pemex), y una mejoría en los precios del crudo esperaban reactivar en 2017 inversiones por 20 mil millones de dólares.

La expectativa para este año es que a pesar de los recortes haya más inversión en Pemex, que se reactiven los mantenimientos, que se hagan las inversiones en asociaciones público privadas.

El gobierno federal ha indicado que la Ronda 1 —que concluyó con la licitación de aguas profundas y que incluye a Trion— ha dejado al país 39 contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos, con una inversión de 49 mil millones de dólares.

Respecto a los pagos a proveedores de la empresa productiva del Estado, dijo que si bien en una gran proporción se ha puesto al corriente, sigue habiendo empresas con retraso en los cobros, algo que también tiene que ver con el saneamiento de sus finanzas; “esperamos que esto se regularice y estaremos vigilantes a que esto se concrete”.

Otro tema de preocupación es el creciente problema de las tomas clandestinas, situación que no sucede en todo el mundo; sin embargo, el gobierno federal está mandando señales positivas de que es un asunto en que se trabaja.

De acuerdo con Legorreta, se esperan inversiones por 50 mil millones de dólares en los próximo 20 años, en ductos y terminales de almacenamiento, por lo que el combate al robo de combustibles es de suma importancia.