¿Quiénes ganan y quiénes pierden con la llegada de Amazon?

Especialistas en logística y comercio electrónico aseguran que la llegada de Amazon beneficiará a los usuarios, quienes tendrán una mayor oferta y un mejor servicio.
México es el primer país de América Latina donde Amazon tiene su propio centro de distribución.
México es el primer país de América Latina donde Amazon tiene su propio centro de distribución. (Reuters)

Ciudad de México

La llegada de Amazon a México impulsará el crecimiento del comercio electrónico en México y forzará a los jugadores actuales a profesionalizar sus servicios, pues de no hacerlo podrían desaparecer, coincidieron especialistas en logística y comercio electrónico.

Rubén Imán, director general de grupo Onest, firma encargada de resolver las necesidades de distribución y logística de empresas como Liverpool y Grupo Inditex, consideró que la llegada de Amazon va a lograr una mayor difusión del e-commerce, además de que “al tropicalizar el modelo de negocio para el mercado latino, su entrada en países como Brasil y Argentina será mucho más rápida y efectiva, debido al liderazgo que México ocupa en la región”.

Para Guillermo Pérezbolde, director general de la agencia Mente Digital, el gran reto de  Amazon será convencer a los mexicanos de comprar en línea, ya que “en el país hay gente renuente a hacerlo porque creen que es inseguro o no confían en comprar y no llevarse el producto en el momento, como sucede en una tienda física”.

De acuerdo con el estudio de Comercio Electrónico en México 2015, realizado por la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) en colaboración con comScore, a finales de 2014 las ventas online en el país sumaron 162.1 mil millones de pesos, cifra que se considera muy baja para un país donde viven alrededor  de 110 millones de habitantes.

Los ganadores y los perdedores

Los jugadores profesionales en e-commerce estarán ganando, dijo Imán, debido a la mayor difusión y generación de hábitos de consumo que traerá consigo Amazon, mientras que los jugadores sin una estructura adecuada, tanto comercial como logística, estarán en peligro de extinción.

“Al final del día todo mundo gana, sobre todo el consumidor al tener una mayor oferta de productos a seleccionar a través de este medio”, aseguró.

Pérezbolde coincidió en que el mayor beneficio será el consumidor, pero alertó que si se cae únicamente en una lucha de precios, los pequeños productores o pequeños comerciantes online sí podrían perder.

“No veo a Amazon con la intención de pelear únicamente por precio, su gran diferenciador, en Estados Unidos, es el servicio durante y después de la venta, que en comercio electrónico es de las cosas más difíciles de lograr; porque un buen servicio significa la satisfacción del consumidor”.

Amazon a la mexicana

Imán y Pérezbolde consideraron que Amazon deberá implementar su modelo de negocio tropicalizándolo al mercado mexicano, conociendo las costumbres de consumo de los nacionales  y haciendo alianzas estratégicas con los principales proveedores y empresas de logística para poder llegar a zonas de distribución complejas, contar con un precio competitivo y cumplir las expectativas de servicio de los usuarios.