• Regístrate
Estás leyendo: Amarra Bristol-Myers esperanza anticáncer
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 12:39 Hoy

Amarra Bristol-Myers esperanza anticáncer

El acuerdo histórico puede alcanzar un valor de 3 mil 600 millones de dólares, dependiendo de la eficiencia combinada del medicamento NKTR-214 con otras inmunoterapias.

Publicidad
Publicidad

Bristol-Myers Squibb firmó un histórico acuerdo de asociación, con valor de 3 mil 600 millones de dólares, por los derechos de un medicamento experimental contra el cáncer, ya que las compañías farmacéuticas compiten para elevar el número de pacientes que responden a las inmunoterapias.

El grupo farmacéutico entregará mil 850 millones de dólares en un pago por adelantado a Nektar Therapeutics, un grupo de biotecnología con sede en San Francisco, a cambio de 35 por ciento de las utilidades globales de su medicamento contra el cáncer, cuyo nombre en clave es NKTR-214, y una participación de la compañía con una valoración de 850 millones de dólares.

Nektar también tendrá derecho a otros mil 780 millones de dólares dependiendo del éxito que consiga el medicamento en los ensayos clínicos y lo bien que funcione comercialmente.

El pago por adelantado es el más grande en la historia para un acuerdo de licencia de biotecnología, y destaca las altísimas valoraciones en la industria farmacéutica, donde las empresas ambiciosas pagan primas récord para asegurar el acceso a medicamentos prometedores.

El valor de las acciones de Nektar Therapeutics subió 7.7 por ciento en las primeras operaciones en Nueva York, para darle una capitalización de mercado de aproximadamente 12 mil 800 millones de dólares. Las acciones de Bristol subieron 1 por ciento, con lo que su valoración es aproximadamente de 106 mil millones de dólares.

Bristol dijo que realizará los ensayos clínicos de Nektar en combinación con sus inmunoterapias actuales, Opdivo y Yervoy, en un esfuerzo por aumentar el número de pacientes con cáncer que responden a los tratamientos.

Aunque las inmunoterapias existentes, conocidas como inhibidores de punto de control, funcionan notablemente bien para una minoría significativa de pacientes, la gran mayoría no responde a ellas. Aproximadamente dos tercios no obtienen ningún beneficio.

Mientras que los inhibidores de punto de control de Bristol eliminan los frenos en el sistema inmunológico para que se pueda atacar el cáncer, el NKTR-214 fue diseñado para ampliar dos grupos de que combaten el cáncer conocidas como células T o linfocitos T y las células NK, las llamadas asesinas naturales.

En los pequeños estudios de etapa inicial publicados en noviembre, los investigadores encontraron que al combinar el NKTR-214 con Opdivo, de Bristol, parecía aumentar drásticamente el número de pacientes de cáncer que respondían al tratamiento.

En un ensayo clínico en 11 pacientes con melanoma, por ejemplo, siete de los participantes respondieron al tratamiento combinado, una tasa aparente de éxito de 63 por ciento en comparación con el 34 por ciento que solía tener beneficios solo con el inhibidor de punto de control.

Saurabh Saha, vicepresidente senior y director global de medicina traslacional de Bristol-Myers, dijo que la combinación “aumenta el número de boletos de lotería que tiene un paciente para una respuesta inmunológica a su cáncer”.

El doctor Saha dijo que las empresas ahora comenzarán un “programa de desarrollo realmente amplio” que estudiará la combinación del NKTR-214 y sus medicamentos en una serie de ensayos clínicos en la fase 3, la etapa final de los ensayos antes de que el medicamento reciba la aprobación.

Dijo que el grupo tiene planes de realizar pruebas de los medicamentos hasta en 15 mil pacientes.

Fabricantes rivales de inhibidores de punto de control, entre ellos Merck, Roche y AstraZeneca, también participan en la carrera para encontrar la “combinación mágica” que ampliará los beneficios de la inmunoterapia a más pacientes, pero los analistas dijeron que el acuerdo de Nektar ayudó a Bristol a ampliar su ventaja.

“Me gusta esta incorporación a la cartera de Bristol-Myers”, dijo Umer Raffat, analista de Evercore ISI. “Sin duda les permite seguir teniendo la mayoría de las combinaciones de inmunooncología en la fase 3 frente a cualquier competidor”.

Brad Loncar, quien dirige el fondo cotizado en bolsa Loncar Cancer Immunotherapy, dijo que el acuerdo tiene sentido para las dos compañías.

“Los datos son tempranos pero son muy convincentes”, dijo. “Podría revolucionar el uso de los medicamentos de inmunoterapia como Opdivo, porque parece que permite a los pacientes responder cuando de forma natural no tienen las características adecuadas para hacerlo”.

Algunos inversionistas en Nektar tenían la esperanza de que una compañía como Bristol comprara totalmente al grupo de biotecnología con una enorme prima que podría resultar en un acuerdo con un valor de 20 mil millones de dólares.

Pero Loncar dijo: “Ninguna empresa puede darse el lujo de perder 20 mil millones de dólares en una compra si los primeros datos no se sostienen en los estudios adicionales, así que tiene sentido que Bristol pague aproximadamente 2 mil millones de dólares ahora para aferrarse a esto.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.