Quinta alza a la tasa en 2016; llega a 5.75%

El banco central espera desaceleración al cierre del año y mayor inflación en 2017 por el tipo de cambio, aumento al salario mínimo y gasolina cara.
Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México.
Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México. (Héctor Téllez)

México

Tras el incremento de 25 puntos base que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos aplicó el miércoles a su tasa de interés referencial, ayer  el Banco de México (Banxico) elevó por quinta ocasión en el año el objetivo de este indicador interbancario a un día en 50 puntos base, de 5.25 a 5.75 por ciento, para sumar 250 puntos base en 11 meses y constituirse como el mayor aumento en siete años.

Lo anterior en un contexto donde Banxico ve una posible desaceleración de la economía nacional en los últimos meses de 2016  y un mayor aumento de la inflación en 2017, debido a la depreciación del peso, el aumento del salario mínimo y a la liberalización del precio de las gasolinas.

De acuerdo con el anuncio de política monetaria del organismo central, el entorno que enfrenta la economía nacional se caracteriza por la incertidumbre relacionada tanto con la posibilidad de que en EU se instrumenten políticas económicas que obstaculicen el comercio y la inversión, así como con nuevos episodios de volatilidad asociados a diversos riesgos que aún prevalecen en el mundo.

El Banxico detalló que en el tercer trimestre de 2016 el país mostró una reactivación, después del bajo crecimiento registrado en el trimestre previo, pues la demanda externa presentó una mejoría incipiente, a la vez que el consumo privado incrementó su ritmo de expansión; sin embargo, la inversión continuó estancada y algunos indicadores oportunos disponibles a octubre, como el comercio exterior y la producción industrial, sugieren cierta desaceleración de la economía para los últimos meses del año.

Así, la Junta de Gobierno considera relevante que las autoridades fortalezcan los fundamentos macroeconómicos del país, perseverando en los esfuerzos de consolidación fiscal y realizando ajustes en la postura de política monetaria al ritmo que sea oportuno, a la vez que se siga impulsando la implementación adecuada de las reformas estructurales.

El Banxico resaltó los resultados favorables observados en la cuarta convocatoria de la Ronda Uno de licitaciones públicas para la exploración y extracción de hidrocarburos y de la primera convocatoria para la formalización de asociaciones del sector privado con Pemex, al considerar que son una demostración de que las reformas estructurales, y en particular la energética, pueden generar resultados muy positivos.

En este contexto, el instituto central señaló que la inflación ha aumentado, debido a la depreciación del tipo de cambio y a los incrementos en algunos precios de productos agropecuarios y de las gasolinas de la frontera norte, y anticipa que el alza general y la subyacente se ubiquen ligeramente por arriba de 3 por ciento hacia el cierre de este año y para 2017 estima que ambas registren incrementos adicionales para cerrar dentro del intervalo de variabilidad (3 por ciento, más/menos 1 por ciento).

Las previsiones del Banxico para 2017 consideran el efecto temporal de la depreciación del tipo de cambio, así como del incremento anunciado para el salario mínimo a partir de enero próximo y la liberalización gradual de los precios de las gasolinas, pero se estima que en 2018 tanto la inflación general, como la subyacente, retomen una tendencia convergente al objetivo de 3 por ciento, en la medida en que se vayan desvaneciendo los efectos de estos choques.

BANCA PREPARADA

El sistema bancario mexicano está preparado para enfrentar los embates originados por aumentos en las tasas de interés de EU, los altibajos en el tipo de cambio, las políticas públicas económicas y comerciales que adoptará el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la especulación financiera.

Coincidieron en este señalamiento Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM); Alberto Gómez Alcalá, presidente ejecutivo, y los vicepresidentes Luis Niño de Rivera y Emilio Romano, quienes advirtieron preocupación por el creciente fervor social a favor de políticas populistas como en Gran Bretaña por el brexit, el voto a favor de Trump y la tendencia similar en Italia y Francia.

Frente al nuevo incremento en la tasa de interés interbancaria por parte del Banxico, Robles Miaja destacó que no habrá una fuerte repercusión a los usuarios del crédito en general. “La competencia entre bancos frena el aumento en las tasas de interés, y estamos seguros que los usuarios podrán solventar sin problemas los casos donde existan incrementos”.

Agregó que la solvencia bancaria, la liquidez en el mercado financiero, la existencia de un tipo de cambio flexible, niveles de riesgo bajos en cartera vencida y una inflación que “no está descontrolada”, son elementos centrales para que no sea gravoso el encarecimiento del dinero por aumento en las tasas.

Los dirigentes de la ABM expresaron que la renegociación del Tlcan no afectará gravemente la economía nacional porque existen ventajas competitivas “muy altas” del sector exportador, además de que será “muy difícil” que las políticas de Trump rompan la integración productiva que ya existe y las cadenas de valor.

Niño de Rivera destacó que la economía nacional puede fortalecerse del impulso económico que Trump aplicará en EU. “Estamos preparados para aprovechar lo que viene”.

GASOLINAS 15% MÁS CARAS

Se estima que el próximo año se arranque con un alza de 15 por ciento en las gasolinas Magna y Premium, alcanzando alrededor de los 17 pesos por litro, dijo la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, el vocero de la Onexpo, Roberto Díaz de León, explicó que en este incremento se reflejarán los precios de referencia y el tipo de cambio.

Descartó que en el corto plazo los precios de las gasolinas bajen, pues primero se tiene que ir desarrollando la infraestructura que hace falta en el país y también toda la cadena logística. Una una vez que la cadena vaya madurando se va a poder reflejar esta eficiencia en los precios.

“No me atrevería a hablar de disminuciones porque es un proceso que lleva algún tiempo...creemos que son precios en los que la tendencia internacional ahorita es a la alza, y deberá seguir esa tendencia.”

Asimismo, indicó que los consumidores mexicanos deberán  acostumbrarse a un esquema de precios variables que en un momento dado va a llegar a moverse diario.

“En una primera etapa de cambios tal vez sean semanales, y conforme los mercados se vayan liberando pasará a una fase de cambios tal vez diarios.”

Recordó también que la liberación de precios va a ser gradual, empezando por los seis estados de la frontera norte, sin embargo, el incremento va a ser a nivel nacional.

Pero en los mercados que no se liberen, precisó, será la Comisión Reguladora de Energía (CRE) la que va a estar determinando ciertos precios.

Y en los mercados liberados, que serán los de la frontera, si existen algunas prácticas anticompetitivas, deberá entrar la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), o incluso la Secretaría de Hacienda, a petición de las partes, puede fijar precios máximos.

EL PESO GANA

El peso se apreció el jueves después de que Banxico decidió elevar la tasa de interés referencial.

El peso cerró en 20.38 por dólar, con una ganancia de 0.69 por ciento, o 14.15 centavos, frente a los 20.47 pesos del precio de referencia del
miércoles.

La Bolsa Mexicana de Valores hiló tres pérdidas consecutivas y cerró por debajo de la barrera de los 46 mil puntos, un día después de que la Fed apuntó a un ritmo más rápido de aumento a los tipos de interés durante el próximo año. La Fed subió el miércoles las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual, en línea con las expectativas.

CLAVES

VOZ DE CITIBANAMEX

El área de estudios económicos de Citibanamex destacó que el alza de tasa es consistente con un panorama inflacionario más complejo para el próximo año, además de que da cuenta de una postura más restrictiva.

Citibanamex decidió ajustar su pronóstico de tasa de referencia para 2017, de modo que ya no estima que cerrará en 6 por ciento, sino que habrá más movimientos que la llevarán a un nivel de hasta 7 por ciento.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]