Prevén alza en tasa del Banxico tras Brexit

El equipo de análisis económico de Banamex anticipa que la tasa de interés de referencia del Banco de México pasaría de 3.75 por ciento a 4.25 por ciento la siguiente semana.
Oficinas centrales del banco central en la capital del país.
Oficinas centrales del Banco de México. (Araceli López)

Ciudad de México

Analistas de Banamex anticiparon un incremento de 50 puntos base en la tasa de interés de referencia del Banco de México (Banxico), derivado de la alta volatilidad que dejó el referendo sobre la salida del Reino Unido de la Comunidad Europea, que pegó al tipo de cambio.

“Confirmamos nuestra expectativa de que Banxico subirá la tasa en 50 puntos base a 4.25 por ciento la siguiente semana, dejando abierta la puerta para intervenir el mercado cambiario, en caso de ser necesario”, indicaron en un reporte publicado hoy.

Refirieron los comentarios sobre que el banco central está listo para actuar, pero esperarán a la fecha programada de su próxima reunión del 30 de junio, para determinar los movimientos de su política monetaria.

También consideraron que luego de la reacción de los mercados por el Brexit, la probabilidad de alza de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos se eliminó, de acuerdo con la expectativa de los mercados, al menos de aquí a febrero del 2017.

“En nuestro escenario central, anticipamos que la Fed subirá en 25 puntos base el rango objetivo de la tasa de fondos federales en septiembre”, anticiparon.

También estimaron que con el segundo recorte al presupuesto que anunció hoy el gobierno federal, el déficit fiscal podría reducirse a 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció hoy un segundo recorte al gasto público para este año por un monto de cerca de 32 mil millones de pesos (0.2 por ciento del PIB), en adición al recorte de 132 mil millones de pesos anunciado en febrero pasado.

Este será en su gran mayoría (91.7 por ciento) recorte en el gasto corriente del gobierno federal, excluyendo a Petróleos Mexicanos (Pemex).

“De momento, todavía no está claro cuál es la nueva meta de déficit fiscal para 2016, una vez que se incorpore el remanente de Banxico y el programa de ayuda a Pemex”, explicaron.

Sin embargo, agregaron, siguiendo la estimación que habíamos contemplado previamente de 2.7 por ciento del PIB (donde ya se incorporaba tanto el remanente de Banxico como el programa de ayuda a Pemex) y tomando en cuenta este nuevo recorte, el déficit fiscal podría reducirse a 2.5 por ciento del PIB.

Por otro lado, los analistas de Banamex anticiparon un impacto moderado del proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea sobre la actividad productiva global.

“En lo que se refiere a la economía británica y de la Unión Europea, estimamos que en los próximos tres años el crecimiento de su PIB retroceda (entre 3 y 4 puntos porcentuales para el Reino Unido y de 1.0 a 1.5 puntos porcentuales para la Unión Europea), la libra esterlina y el euro se deprecien frente al dólar, y se registren en consecuencia presiones inflacionarias y aumente el desempleo en la región”, comentaron.

Como resultado, el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo asumirán una postura acomodaticia a través de una mayor compra de activos y, en particular, el banco central británico con recortes adicionales a su tasa de interés objetivo.

Para el resto del mundo, “prevemos un impacto limitado del Brexit, ya que la economía del Reino Unido pesa 4.0 por ciento del PIB mundial y 3.0 por ciento del comercio internacional”, subrayaron.

En este sentido, anticiparon una caída en el crecimiento del PIB del resto del mundo de entre 0.1 y 0.2 puntos porcentuales en los próximos tres años, además de que los principales bancos del mundo proveerán de liquidez en caso de ser necesario.

Por su parte, la Reserva Federal de Estados Unidos ya anunció que suministrará liquidez a los principales bancos centrales del mundo vía líneas swap, en caso de ser necesario, concluyeron.