Profeco vigilará precios de alimentos preparados

La dependencia dijo que aunque estos alimentos no tienen precios controlados, los verificadores vigilarán que sí estén a la vista de los consumidores.
Los alimentos preparados deben tener un IVA de 16%.
Los alimentos preparados deben tener un IVA de 16%. (Archivo)

Ciudad de México

La titular de la Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco), Lorena Martínez, informó que personal del organismo estará atento a que los comercios cumplan con precios a la vista, en torno a la disposición de la autoridad hacendaria sobre la aplicación del impuesto a los alimentos preparados.

En entrevista, la funcionaria refirió que los verificadores de la Profeco realizan operativos de forma permanente, donde se constata que los comercios tengan los precios a la vista del consumidor.

Recordó que los productos involucrados no tienen precios controlados u oficiales, por lo que “no podríamos regularlos, pero sí exigimos que se informe al consumidor el precio del producto”.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) hizo algunas precisiones respecto a una regla que publicó, mediante la cual sólo busca aclarar que los alimentos preparados para su consumo en el lugar o establecimiento en que se vendan tienen un Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 por ciento.

La autoridad recaudadora detectó que algunos establecimientos no están aplicando lo que señala la legislación en la materia, ya que en ciertas “tiendas de conveniencia” y “mini supers” a estos productos se les aplica la tasa de cero por ciento y en otras la del 16 por ciento, afectando así a los consumidores.

Aclaró que se les debe aplicar la tasa de 16 por ciento a productos como sándwiches o emparedados, cualquiera que sea su denominación; tortas o lonches, incluyendo las denominadas chapatas, pepitos, baguettes, paninis o subs, y gorditas, quesadillas, tacos o flautas, incluyendo las denominadas sincronizadas o gringas.

Asimismo, burritos y envueltos, inclusive los denominados rollos y wraps; croissants, incluyendo los denominados cuernitos; bakes, empanadas o volovanes; pizzas, incluyendo la focaccia, y guisos, incluidas las discadas.

Además, perritos calientes (hot dogs) y banderillas; hot cakes; alitas; molletes; hamburguesas; bocadillos (snacks); sushi; tamales; sopas Instantáneas, y nachos.

De esta manera, el SAT precisa que con la regla sobre el IVA en alimentos preparados no se crea un nuevo impuesto, pues esta disposición está vigente desde hace más de 15 años.

Sobre este tema, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera, dijo que realizan un análisis para emitir una posición específica.

Entrevistado en el marco del Foro de Nacional de Normalización 2015, el líder industrial expuso además que siguen trabajando en el tema de las deducciones, en una propuesta fiscal integral, y "estamos en contacto con la autoridad".