Los cuatro ajustes al crecimiento del PIB

En lo que va del año, Hacienda redujo en tres ocasiones la proyección de crecimiento económico; el FMI hizo una cuarta, menos alentadora.

Distrito Federal

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público estimó que en 2013 la economía crecería 3.5 por ciento, así lo consignó en el Paquete Económico de este año.

Sin embargo, la realidad fue otra, ocurrieron eventos económicos que obligaron a la dependencia a reducir las expectativas de crecimiento. El 17 de mayo redujo la proyección inicial de 3.5 a 3.1 por ciento debido a que la economía mexicana registró un ritmo de crecimiento menor al de 2012.

Muestra de ello fue una menor inversión fija bruta, cuyo crecimiento fue de 2.7 por ciento anual, porcentaje inferior al de 2012.

Tres meses después, Hacienda hizo un segundo ajuste, más fuerte que el de mayo al bajar la proyección de 3.1 a 1.8 por ciento.

En línea con la secretaría, el sector financiero realizó también sus estimados. BBVA Bancomer refirió una perspectiva de crecimiento de 2.7 a 1.4 por ciento, mientras que Banorte-Ixe de 2.4 a 1.7 por ciento.

El responsable de manejar las finanzas públicas del país, Luis Videgaray, justificó la menor expectativa diciendo que México, al igual que las economías de Europa tuvo que ajustar sus metas económicas.

En septiembre, los fenómenos meteorológicos ‘Ingrid’ y ‘Manuel’ provocaron graves daños a la infraestructura y sectores económicos, a grado tal que, la secretaría realizó un nuevo ajuste a la baja del crecimiento del PIB, al pasar de 1.8 a 1.7 por ciento.

Las proyecciones de menor crecimiento económico para México no fueron sólo por parte de Hacienda, este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió sus propias proyecciones de 1.2 por ciento, porcentaje menor al 1.7 por ciento de la secretaría.